miércoles, 16 de mayo de 2018

Sin título, sin comentarios

Porque olvidamos cómo ser cómplices uno del otro. Entre otras cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario