jueves, 26 de noviembre de 2009

LA TRAMPA

Hace poco leyendo blogs por ahí tuve una micro-revelación.

A pesar de la Ley de atracción que influye las elecciones de pareja en hombres y mujeres, cada vez es más común encontrar parejas "disparejas".

Jennifer López y Marc Anthony; Martha Higareda y Keanu Reeves; Thalia y Tony Motola son ejemplos claros de una extraña tendencia de encontrar a mujeres "superdotadas" (lo pongo entre comillas, porque hay distintos tipos de virtudes) envueltas en relaciones con los tipos menos esperados, que no destacan en absoluto por sus virtudes físicas, como ellas lo hacen.

"Los que no nacimos fuertes guapos o altos lo compensamos con otras cosas" -Me dijo con orgullo uno de mis gurús hace un par de semanas. Eso lo entiendo, yo también compenso mi falta de altura, músculo y belleza con otro tipo de cualidades; pero, ¿Qué es lo que hace que ésas mujeres terminen en brazos de tipos como nosotros?

Ahora es fácil de entender. Ellas jamás esperan tener ningún tipo de relación amorosa con nosotros, nos ven como alguien a quien querrán sólo como amigos y se acercan a nosotras sin defensas de ningún tipo, abiertas confiadas en que "nada pasará". Y de pronto un día se ven cautivadas por la forma en cómo son tratadas, por la variedad de conversaciones, por un trato natural sin acosos ni "calzonazos", o incluso por experiencias sexuales que jamás vivieron con los chicos "Ken" por los que sí se sienten atraídas.

De pronto ése chico feíto, o el medio nerd, o e gordito, o el tímido se revelan como cazadores estratégicos, que permiten que la chica se vaya hundiendo poco a poco en un agujero del que quizá no puedan salir.

No me gusta generalizar, pues seguramente habrá chavos muy atractivos y con personalidades tremendamente interesantes, como habrá "patitos feos" carentes de otras cualidades; pero en la guerra de los sexos, hay quienes cazan con las garras, y hay quienes montamos trampas, y esperamos.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

SENSACIONES

¿Conocen esa sensación de nerviosismo ante lo inevitable?

Mis manos están frías, me sudan las palmas he ido a evacuar alrededor de 4 veces tan sólo hoy y no pienso claramente.

Y el reloj avanza, y sé que no puedo detener el tiempo. Una prueba más, una oportunidad más de probarme que tan lejos puedo llegar.

martes, 24 de noviembre de 2009

LA HISTORIA DE FERNANDA

Estuvo nerviosa toda la tarde, jamás pensó que se atrevería a salir vestida de esa manera, tan... femenina.

Y contra todos los pronósticos, las cosas se fueron adecuando para que se cumpliera el propósito de esa noche. Hacía menos de una semana que venía preparándose, no es que ella fuera extraña, de hecho, siempre ha reconocido tener un gran contacto con su femineidad, sin embargo, lo que le esperaba era algo que jamás se habría esperado.

Sus compañeras de "aventura" se encargaron de dar los toques más sofisticados al arreglo, un cabello arreglado y planchado, bases, sombras, labial, glitter... y conforme se sumaban los elementos se venía dando una extraña transformación y ante los ojos de sus amigas, Fernanda emergía sorprendiéndose no sólo a sí misma, sino también a sus cómplices.

Ésa noche ella y sus amigas se habían propuesto averiguar lo que sucedía dentro de un table dance, pero no sólo eso, querían hablar con alguna chica y saber el dónde cómo cuándo porqué y para qué del asunto. Una cosa era arreglarse para salir por primera vez en su vida, y una muy diferente meterse a un lugar en donde las otras chicas son semi-diosas.

Con pasos vacilantes bajó de la camioneta pisando los zapatos de tacón de aguja. El tobillo amenazó con doblarse un par de veces hasta que se acostumbró a la sensación. Ése de allá se te quedó viendo Fer - le dijeron - ¿Ya viste que sí estás linda? ¡Ash, de seguro se me quedó viendo porque traigo algo mal en mi maquillaje o mi cabello! - respondió ella incapaz de reconocer el cumplido de su amiga.

Después de un par de cuadras, los pies ya conversaban bien con las zapatillas en las que se había montado y sus movimientos se volvían más graciosos, más seguros. Vana ilusión que se desvaneció en cuanto llegaron a la puerta del table.

¡Hola damitas! ¿Desean pasar?

Habló uno de los 4 gorilas de la entrada con un tono extrañamente amable mientras se las comía con la mirada. Fernanda se estremeció de sólo verlo. Pero nada la pudo haber preparado para lo que sintió cuando entró y se encontró con el ejército de Diosas en los sillones colocados apenas entrando, sintió sus miradas y se sintió sumamente avergonzada. Parecía un payaso, lo sabía.

Se refugió entre sus amigas tratando de pasar desapercibida deseando volverse transparente. El mesero llegó con los tragos y luego llevó a dos bailarinas a la mesa. Fernanda no sabía qué era mas incómodo, sentirse fuera de lugar o que las bailarinas la vieran con esa insistencia.

- Sé que me veo extraña, yo me siento extraña, pero no tiene porqué verme así.

Carolina (la bailarina) la miró directo a los ojos y le dijo. - ¿Tu ya habías estado aquí verdad?

- ¡Noooo! ¡Para nada! ¿Cómo crees?

- Me pareció reconocerte.

- ¿A mi?

- Sí, ¿Porqué te extraña, la verdad no estás nada mal, tienes piernas delgadas, no se te ve nada de panza y tienes brazos fuertes, de seguro que incluso te puedes trepar al tubo.

- No, no lo creo, gracias - Contestó Fernanda apenada, aunque no pudo evitar imaginarse haciendo piruetas en el tubo frente a todos, admirándola. No lo podía creer, una de ésas Venus la había visto y halagó sus piernas flacas y sus brazos hombrunos, incluso la pudo considerar como "una de ellas".

La noche siguió en un ir y venir de preguntas de las que Fernanda no accedió a hablarme. - Lo importante, -dijo- fue ése momento, en que me sentí una mujer.

domingo, 22 de noviembre de 2009

CITA

.
.
"Aconsejamos, pero no inspiramos conductas"



Francois De La Rochefoucauld
Filósofo y Moralista Francés
(1613 - 1680)

miércoles, 18 de noviembre de 2009

UN PEDACITO DE TI

Yo tendría alrededor de 18 años cuando doné sangre por primera vez. La madre de Buzzy necesitaba no sé cuántos donadores y ahí me tienen de apuntado (había que quedar bien con la suegra).

Ésa primera experiencia fue de lo más extraña. Nunca había participado de un proceso tan sistematizado, estructurado y "estéril". Una única sonrisa por parte del doctor que me felicitó por el estado de mi sangre (claro, tenía 18 años, y aunque el alcohol ya era parte de mi vida, no iba a llegar crudo a la donada), un "listo" por parte de la enfermera después del arponazo con tremenda aguja y una carrerita improvisada con el donador de la silla de al lado para ver quién llenaba antes su bolsita (siempre pierdo :( ).

Ahora, con 26 años, ya no recuerdo cuántas veces he ido a donar sangre, haciendo filas enormes, muriendo de inanición a causa del largo ayuno y, en ocasiones siendo víctima de heridas innecesarias o discriminación por parte de ineptos de los servicios de salud.

Pero para mí, donar sangre siempre ha sido algo "natural"; como hacerle un favor a alguien que quieres y estimas. Pero hace poco alguien me preguntó por unas extrañas pecas que tengo en mis brazos. Cuando le dije que no eran pecas sino las pequeñas marquitas que te dejan las agujas cuando donas me miró de una forma que jamás esperé.

"Estás regalando vida" - me dijo-

"No, es sólo mi sangre" - le contesté, incapaz de reconocer el halago -

"Sí pero, ¿tienes la menor idea de cuántas personas han sobrevivido gracias a que personas como tú donan?"

Jamás me había detenido a pensar en eso. En cómo una pequeña acción, un pequeño regalo, tan sólo medio litro de sangre, podía repercutir en la vida de tantos. Aún no entiendo porqué en México es tan difícil que la gente done voluntariamente. Pero sería bueno pensar que si algún día te necesito, puedas darme un pedacito de ti...

viernes, 13 de noviembre de 2009

PAGINA UNO

Tras casi 8 meses de un intenso trabajo psicológico, tras muchas dudas, rechazos y negociaciones, después de analizar cuidadosamente el trabajo de marketing del lugar al que asisto y las probables ganancias que reditúa un negocito de ése tamaño, estoy a punto de terminar mi primera etapa de introspección, renovación y cambio.

La parte climática de esta primera etapa, se llama master, un programa diseñado para la creación de un cambio profundo en tu vida y tu perspectiva de las cosas. Allá, ví y sufrí heridas emocionales y físicas, pero puedo decir que valió la pena.

Me encuentro viviendo, no una nueva vida, sino una nueva perspectiva de las cosas. Me siento mucho más en paz conmigo mismo y con los demás. Se desaparecieron mis culpas y mi dolor del pasado y me doy una nueva y magnífica oportunidad de ser felíz. Un momento para tomar decisiones, muchas decisiones acerca de lo que quiero en mi vida, y lo que estoy dispuesto a hacer para conseguirlo.

Gracias a la wera, a Bran, a Paco, a mi ángel y a PP, por hacer de éste momento, algo tan especial.

martes, 3 de noviembre de 2009

VIOLENCIA GENERA VIOLENCIA

Ya basta de lloriqueos y lamentos; basta de discursos hipócritas acerca de la maldad de los terroristas en contra de el defensor mundial de la democracia.

Me declaro incompetente para afirmar si el 09/11 fue un acto planeado por el gobierno estadounidense para reactivar su economía e invadir medio oriente (que es posible) o si todo fue el plan por unos fanáticos religiosos que no hacen cosas tan diferentes a lo que hacían los reyes de la edad media contra los moros: "matar en nombre de Dios".

Lo que si voy a declarar es mi disgusto frente a la total desfachatez de un país que se llena la boca declarándose el héroe del mundo cuando, de entre las cenizas de las torres, una vez hechas los nichos y monumentos, una vez terminados los homenajes y el luto, reserva acero para fabricar un buque de guerra.

¿Es aquél su escarmiento? ¿Generar más armas y más violencia a partir de la que ellos mismos provocaron? ¿No fueron suficientes años de intervención militar, sino que ahora tienen además que hacer leña del árbol caído?

¡Qué pena que tanto poder, esté en manos de gobiernos tan ciegos... y peligrosos!


Si no tienes idea de lo que estoy hablando, dale click aquí