miércoles, 21 de diciembre de 2011

GRINCH

Este año, me he esforzado por hacer un esfuerzo extraordinario y evitar sermonear a la gente cuando me habla de lo maravilloso de la navidad. Me he negado a criticar la actitud consumista y desesperada de los padres para hacer realidad la fantasía de Santa Clós (así lo escribo yo) cuando lo tradicional aquí eran los Reyes Magos.

No hago caras cuando escucho la misma pista de canciones navideñas en cualquier tienda departamental y cuando veo que la tele está plagada de temas navideños sólo de cambio sin hacer bilis ni comentarios al respecto. Asistiré a la fiesta navideña y les desearé lo mejor a todos, de todo corazón, sin cruzar los dedos en mi espalda.

Pero no me pidan, ni en sus más perversas fantasías, que arrulle al niño Dios, ni que cante villancicos, o que incite a los niños a dormir temprano para esperar a Santa.


martes, 22 de noviembre de 2011

TACITURNO

No tengo la menor idea de en qué me he metido, lo que sé es que necesito ayuda profesional y ya no puedo negarlo.

No se trata de abuso de drogas, tampoco he asesinado a nadie, no embaracé a nadie ni tengo a ningún asesino persiguiendome.

De hecho mi vida es bastante buena. Tengo un trabajo que me gusta, juventud, salud, amigos, familia, dinero suficiente para comer y salir de cuando en cuando, un departamento sin renta, un auto, pero...

No me siento feliz. Soy capaz de explotar chispas deslumbrantes a muchas personas, hay personas con las que todo es fingido, y otras, quienes despiertan dicha chispa, que se apaga en cuanto me despiden en su puerta y me dirijo a casa.

En mi soledad, en mi auto, en mi cama, o caminando sobre las banquetas de esta enorme ciudad, me vuelvo taciturno.

Callo mi boca para que mi mente hable, y el problema no es que hable, el problema es que habla sobre cosas que no le interesan a nadie, y calla sobre cosas que deberían ser importantes para mi.

Dicen, (ya hay varios que me lo dicen) que no disfruto de la vida. Cuando yo creí que era un ejemplo de lo mismo. Quizá viva instantes, momentos, y hay momentos a los que me entrego cual si se me fuera la vida en ello. Y cuando pasa, el taciturno vuelve a agachar la cabeza y a pensar, a reflexionar, a sufrir y a agobiarse hasta que duele la cabeza y viene el mareo. Y entonces duermo, y sueño, y sueño lo que pienso y luego despierto y pienso lo que sueño.

No soy feliz, por lo menos no como sé que debería de serlo. Estoy atrapado en un mundo de pensamientos hostiles y pesados que me han vuelto un zombie que despierta cuando alguien se le pone enfrente. Hay dos frente a quienes ya no pude despertar y lo supieron, me lo dijeron, ahora tres, y serán cuatro pronto, lo sé. Ésta condición es degenerativa, gradual pero constante, se apodera de mi cual un cáncer de ideas que ennegrece mis pensamientos y contamina mi sangre.

No estoy acostumbrado a pedir ayuda, no lo estoy. Pero esta vez creo que no podré lograrlo solo.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

THINK DIFFERENT

Al final del podcast de El Explicador, han puesto un audio que me conmueve cada vez que lo escucho, pues bien, me puse a investigar y resulta que se trata de un anuncio que lanzó la compañía Apple en el año del '97, (Hoy hace 11 años), y que hay una copia en youtube.

No me iba a perdonar si no compartía esta maravilla con ustedes.





El texto en inglés (y su traducción para aquellos que no mastiquen)

Think different
Here’s to the crazy ones. The misfits. The rebels. The troublemakers. The round pegs in the square holes. The ones who see things differently. They’re not fond of rules. And they have no respect for the status quo. You can quote them, disagree with them, glorify or vilify them. About the only thing you can’t do is ignore them. Because they change things. They push the human race forward. While some may see them as the crazy ones, we see genius. Because the people who are crazy enough to think they can change the world, are the ones who do. - Apple Inc.

Piensa diferente.
Esto es para los locos, los inadaptados,los rebeldes, los alborotadores. Para la clavija redonda en los agujeros cuadrados. Los que ven las cosas de forma diferente. Ellos no son aficionados a las reclas y no tienen ningún respeto por el status quo. Puedes citarlos, estar en desacuerdo con ellos, glorificarlos o desprestigiarlos. Pero lo único que no puedes hacer es ignorarlos.Porque ellos cambian las cosas. Ellos impulsan a la raza humana. Mientras algunos pueden verlos como locos, nosotros vemos genialidad. Porque las personas que están lo suficientemente locas como para pensar que pueden cambiar al mundo, son las personas que lo hacen. - Apple Inc.

Si quieres saber más de la historia de éste anuncio, da click aqui.

lunes, 7 de noviembre de 2011

7 MIL MILLONES DE PERSONAS

¿Cómo llegamos a ser 7 mil millones de personas?





Y actualmente, la cantidad de tierra usada para siembra alrededor del mundo equivale a todo el territorio de América del Sur.

Seamos más conscientes y aprendamos a planificar.

Video encontrado en Es que soy un payaso.

domingo, 6 de noviembre de 2011

TORA! TORA! TORA!

No me gusta cuando dramatizan demasiado las películas históricas convirtiéndolas en "girly movies" como sucedió con Pearl Harbor. Hace poco, encontré una muy buena película que nos da una visión realmente histórica y probable acerca de lo que sucedió aquel 7 de Diciembre.

Para haber sido filmada en los 70's, tiene unos excelentes efectos visuales (lo que le llevó a ganar el oscar en efectos visuales) y unas escenas de batalla muy bien logradas.

Una trama sin los dramatismos románticos a los cuales se ha vuelto adicto el cine hollywoodense, nos demuestra que se pueden hacer grandes historias, sin que existan historias de amor. La película expone de forma bastante crítica los errores de ambos bandos y las consecuencias de dichas faltas.
Hecha en colaboración de los gobiernos estadounidenses y japonés, es la primera película post-guerra que trata el doloroso tema de una de las batallas más dolorosas en la historia de estados unidos. También usa una enorme cantidad de actores japoneses o de ascendencia japonesa para darle más realismo y lanza una tesis que hace olvidar las teorías conspiracionistas del 9/11 demostrando que los grandes elefantes tienden a ser lentos y arrogantes.



Si te gustan las películas históricas o te gustaría tener una visión bastante clara y real acerca de lo que pasó en Pearl Harbor, no te la puedes perder.

TORA! TORA! TORA! (1979)
FLEISHER, Richard
FUKASAKU, Kinji

lunes, 17 de octubre de 2011

¿QUIEN DE NOSOTROS?

Frente a mi oficina, se pone un "Don" a vender libros usados, no puedo evitar pasar todos los días frente a su tendido para examinar los títulos esperando engancharme con algún título que me ofrezca buena literatura a un bajo precio. Además, los libros viejos siempre tienen ese olor característico a gastado, como a pulpa vieja que a los lectores nos seduce tanto.

Ahí apareció ¿Quién de nosotros? con el brillante autor Mario Benedetti brillando debajo del título.

Es su primera novela, escrita en el año de 1950 y como acostumbra, nos envuelve en un velo cargado de amor y desamor sin tener que ser meloso o recurrir a situaciones trilladas.

¿Quién de nosotros? es la historia de Miguel, Alicia y Lucas, tres personas involucradas en un triángulo amoroso como pocos ¿porqué? Porque cada quién posee su propia versión de dicho círculo. Amistades encontradas, odios, indiferencia, mediocridades, arrogancia, sencillez, dicha, solemnidad, amor, resignación. Todo ésto en una pequeña novela que sabe sorprender al representar tres visiones diferentes, tres juicios, tres perspectivas.

Debo decir que, dadas mis experiencias personales y al hecho de que entre las páginas encontré la fotografía de una pareja en el altar, esta novela me dejó navegando en un delicioso mar de nostalgia.

Si quieres leerla en línea, puedes descargarla aquí.

Mi calificación:

4 estrellas

viernes, 14 de octubre de 2011

EN CONSTRUCCIÓN

Como muchos otros, durante años he caído una y otra vez en un error común, y hace un par de semanas lo "recordé" cuando alguien comentaba que los hombres son "así" y las mujeres "asado". Resumiendo siglos de estudios del comportamiento humano en estereotipos y roles sociales tradicionalistas.

"Los hombres no lloran, no critican la ropa de las otras personas, ven fútbol y son desordenados. Las mujeres siempre traen bolsa, critican hasta a las mujeres de su familia, siempre son más ordenadas y por éso son las encargadas de las tareas del hogar".

Qué simplista. -Pensé

¡Qué absurdamente simplista! Me sentí turbado al escuchar razones tan grotescas, como si su madre se lo hubiera explicado cuando él era niño y él jamás lo hubiera cuestionado. No fui el único, cuando algunos de los presentes pretendieron objetar su declaración, él recurrió a una prueba infalible, real e irrefutable:

Él mismo. Él era un claro y vívido ejemplo de que su argumento era inapenable y cierto. Agregó algunas otras características tan simples, llanas y tradicionalistas (que no veo caso citar) y en cada ocasión él era la prueba, el argumento concluyente e innegable a vencer.

Me parece una idea bastante coherente pensar que efectivamente alguna figura paterna en su niñez, le dijo cómo se distinguían los hombres de las mujeres, cuáles eran los roles y comportamientos de cada quien; él no cuestionó, se asumió a sí mismo en el papel, en el rol, y se convirtió en parte del esquema.

Tras dos semanas, la idea apenas me había pasado por la cabeza, y de pronto me golpeó duro como suele hacerlo la realidad.

¿Cuántos de nosotros creamos conceptos e ideas de nosotros mismos a partir de lo que los demás esperan que seamos? ¿Cuántas veces nos adaptamos para complacer, o simplemente para encajar? ¿Cuántas veces sin darnos cuenta comenzamos a pensar que somos lo que los demás creen que somos? ¿Cuántas veces estaban equivocados? ¿Hace cuánto tiempo dejaron de estar equivocados?

No sé si se trate de un proceso de adaptación, si algún gen por ahí activa este comportamiento para favorecer la convivencia humana o simplemente tenemos tan poca confianza en nosotros mismos que es mejor ajustarnos a una expectativa mediocre que a ser quienes en realidad somos.

¿Cuántas veces nos hemos engañado pensando en que ser, convertirnos o inventarnos como los demás nos conciben generará éxito, o por lo menos un lugar en la sociedad? cuando en realidad a través de la vida y la historia, recordamos especialmente a aquellos que se dieron el permiso de no ser lo que se esperaba de ellos, de ser auténticos, originales, extravagantes, creativos, inventivos...

ÚNICOS.


miércoles, 12 de octubre de 2011

IDEA AL AIRE



¿Porqué siempre debo terminar como

                                                            The Fucking Hero?            

lunes, 10 de octubre de 2011

IDEA AL AIRE



Jamás mi soledad había sido tan llana, ni tan absurda.

LA VISION DE S.J.

"Estoy buscando un lugar que necesite de muchas reformas y arreglos, pero que tenga fundamentos sólidos. Estoy dispuesto a demoler paredes, construir puentes y encender hogueras. Tengo gran experiencia, un montón de energía, un poco de esa cosa llamada 'visión' y no tengo miedo de comenzar desde cero"

Steve Jobs                
(1955   -   2011)

martes, 4 de octubre de 2011

KALP İÇİNDE ADIMLAR!

As a gift to Sema Zor, my new turkish buddy, I translate the post "PASOS EN EL CORAZÓN" to english (or I tried to) I apologize if you find grammar or ortographic mistakes, there's a long time without practicing the language.


STEPS ON THE HEART

It happened Thursday afternoon, it was autumn and “the white days” had come. Without sun and plenty of wind, the few who ventures to the street goes well covered with jackets or coats.

I was walking over Reforma, thoughtful and aimlessly, without paying attention around me, when suddenly a scent completely contrasting to the cold and dry autumn air invaded me, a mix of jazmin and cherry.

The scent make me lift my eyes in order to look for its source. There she was, covered by a black coat, walking just by my side. Her black hair neatly tied in a bun, leaving uncovered a mole behind the long and white neck that the coat neither covered. Under the coat, her wrapped in black stockings legs and black round toe shoes, similar to those used by the flamenco dancers.

I changed my way and follow her to a newsstand in which she bought a cigarette and I could observe her face while pretended to be looking the magazines. Around 27 years old, soft skin, fine features nuanced by a expression denoting concern or a deep concentration.

She lighted up her cigarette and started walking again with me behind her when I notice something strange on the way she moved. Her steps were rhythmic, paused, trustful, but slow. I had time enough to cross the street in order to follow her without being seen. She produced a strange attraction effect around her; some people around stopped to smell her or see her, just like happened to me, now following a girl so deeply concentrated on her thoughts that didn´t even notice was happening around her.

She turned left and get in to an old building with an unpainted wooden door. Unable to restrain my impulse, I cross the street running and walk carefully through the door. While I was climbing those old, rickety and crooked stairs, I felt my chest vibrating at the rhythm of her steps, bum… bum… bum… it shuddered me strongly, trapped by that strange feeling. At the end of the stairs, I arrive to some kind of lobby, where two men in dark suits and hats were speaking familiarly with her, and one helped her to get out the coat.

That move showed me a stylized body, covered by a tight red dress, wich contrasted with the dreadful illumination of the place, increasing her nororiety. Her neckline was high enough to let me the rest of her body to my imagination, but low enough to get me imaginative. The dress was simple with straight lines, without many details, but a slit on the left side that almost reach the hip, revealing a long and shapely leg in each step of her while she crossed the room until one door on the other side.

I was about to turn around and leave the place when one of the men made me a sign inviting me to pass to the next room with him, the vibrations came back, now fasters, rhythmical, constant, insistant.

I walk without seeing my host, I’m sure that he said something, but I didn’t hear him. I walked like hypnotized to the next room, decided to see her again.

My chest kept shaking me, the new room was huge and very dark, many people had their sight in the illuminated center of the room, looking at the girl in red.

Suddenly, a guy appear from the darkness, got close of her with decision and took her waist, recline his head to her neck and smell her perfume at the same time that his hand caress her arm, and she hug his waist with one of her legs.

I look around trying to recognize where I was.

At the end of the room, a band was playing their instruments at the rhythm of my chest, at the rhythm of her steps. Around the center I started to distinguish small tables with 2 or 4 people each one. My host was speaking to me closely without notice that due to my condition, I wasn´t able to hear him.

-“She dances tango”. – I read on his lips when turn my sight to him.

-“I, I just can feel it”

Tango, a sad feeling, that is danced.

viernes, 30 de septiembre de 2011

DISNEY FLASHMOB PROPOSAL

Definitivamente no soy uno de los entusiastas del matrimonio, es verdad, pero tener ideas distintas y ser de piedra no es lo mismo. Cuando vi ésto, casi me pongo a llorar.


miércoles, 28 de septiembre de 2011

LA QUETZALCOATL

Ayer, entre un remolino de preocupaciones, dudas, y malestares, llegué al ojo del huracán, y en medio de la breve calma, se me ocurrió llamarla.

Sifuentes, se llama, Quetzalcóatl Sifuentes, para mi desde ayer. Hace alrededor de 3 años o más que no cruzamos ni una llamada, ni un café, ni una mirada.

Yo: "M" ¿Sabes quién habla? Seguro que no. Y ésto será divertido o frustrante.

"M": (con la energía única que los años han sabido tornar en esa voz calmada; que tiene sin embargo ese timbre, ese calor, esa intención inevitable) Seguro que resultará divertido, todo depende de para quién y quién seas.

Yo: Necesito hablar contigo, hace años fuimos buenos amigos; en la universidad, y necesito un puerto donde descansar. ¿Tienes tiempo?

"M": Justo ahora estoy en una sesión, pero ven, llega a las 8 y media.


click


Cuando llegué vi a la misma mujer que recordaba, su pelo lacio, ralo y recortado del modo más práctico posible, su vestuario típico de egresada de filosofía y letras en la UNAM, y una mirada que me escudriño 3 segundos con con esa mirada severa que vi tantas veces, y de pronto su rostro cambió, se suavizó, me sonrió como lo hizo tantas veces y supe, que había reencontrado a mi amiga.

Su vida también cambió mucho, sufrió graves pérdidas permanentes, ya no tiene pareja, ya no tiene el mismo trabajo, ya no es la misma.

"Morí" - me dijo.

"Me caí en un hoyo profundo, de donde no quería salir. Y rota como estaba, no le ví sentido a parchar y enmendar, (llevaba 5 años enmendando y pegando) así que reventé lo que quedaba, los pocos trozos quedaron reducidas a cenizas, y mori, como mis viejos, como mi amor, como mi vida"

"Durante semanas, meses, morí; Y el mundo se desvaneció para mi como un vago recuerdo, como una vana lucha, como un sueño interrumpido. Hace apenas un par de semanas que me sentí lista para renacer, y hoy estoy bien"

Aún noté un dejo de dolor en su "estoy bien", la piel muerta que se aferra a la piel de ésta nueva Quetzalcóatl que murió con el ocaso y renació hoy en un nuevo amanecer.

Escuchó como siempre escucha, y sabia como es, me obliga ahora a descubrir la verdad en propia carne. Y cuando le pido su opinión responde: "Sólo el tiempo lo dirá". Siempre lo dice.

Me despedí con la habitación llena de humo de "Delicados", un sabor de café en la boca y una promesa de vino en el corazón.

Quetzalcóatl nunca me dió respuestas, me da paz.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

LA DECISIÓN

Hace alrededor de un mes que tomé una de las decisiones más duras a las que me he enfrentado. Fue rápida, sorpresiva y en opinión de muchos, equivocada.

El efecto fue definitivamente desagradable y devastador en muchos sentidos. Uno nunca sabe qué sucederá con dos vidas que tomarán cursos diferentes.

Si las consecuencias visibles son tan negativas, ¿porqué lo haces? ¿porqué no regresas? ¿no piensas que pudiste haber tomado una decisión errónea? me han preguntado muchas veces. ¿Porqué no luchas? ¿Tienes miedo? ¿eres un idiota? Me han inquirido otros.

Llevo semanas tratando de escribir al respecto, y no puedo. La ambivalencia de emociones afecta mi razonamiento, y me provoca dudas e incertidumbre. Preguntarme a mi mismo lo que tantos me preguntan. La respuesta, a la vez ambigua y dubitativa, resulta más reveladora que una respuesta directa.

No lo sé.

Me parece que ninguno de nosotros sabe siempre cuál es la mejor decisión, qué camino nos llevará a los mejores resultados. CUANDO EXISTEN DUDAS, NO HAY CERTEZA, y hay unos caminos que exigen una cuota de éste componente. Cuando surgen éste tipo de dudas, creo que lo mejor es recurrir al corazón, a la conciencia interna y tratar de "hacer lo adecuado", tratar de sobrellevar las consecuencias de ése camino.

Es curioso cuando la duda revela tantas realidades.

lunes, 5 de septiembre de 2011

OVERTIME


Overtime from ouryatlan on Vimeo.

LA PREOCUPACIÓN DE UNO BAJO LA LLUVIA

La preocupación de uno bajo la lluvia en la noche es la luz del carro y los frenos. Con los frenos mojados es inminente el choque, el atropello, la propia muerte. Pero uno sigue sin detenerse, sin disminuir la velocidad, solamente preocupado de lo previsto. En el fondo se siente que es como la preocupación de la vida, y que es imposible detenerse el ía lunes o el martes porque la muerte esté esperándonos el sábado.

En la carretera, como en el tiempo, uno se complace de la eficacia de los parabrisas que barren el agua hacia los lados y alargan la mirada prodigiosamente. ¡Qué grato es el ronroneo del motor, su ruido calinte y amistoso! Nadie se siente solo si se pone a oír el moror: es más humano que la voz del locutor en el radio, mucho más que las canciones y los anuncios.

De pronto descubro que soy una gente civilizada y que me gusta la lluvia alrededor de mí, sin mojarme. Y no siento nostalgia del niño que se desnudaba y salía a brincar al patio bajo el aguacero. A los treinta y cuatro años me resfrío con facilidad, y creo que mi alma también prefiere los tragos calientes, la viejecita.

¡La pobre vieja! ¡Qué estúpido! Si mi alma existiera me acostaría con ella esta noche hasta emputecerla, para que mañana viera el día con vergüenza. No me gusta ser tan civilizado como este que habló hace un momento de "su alma"


Jaime  Sabines.

jueves, 28 de julio de 2011

CHORO


"La mentira más cara que se compró fue la nostalgia de un amor imposible"


-Genaro Patraka
Poeta Itinerante

miércoles, 13 de julio de 2011

NECESITO ENAMORARME DE TI

Hace algunas semanas, una persona compartió conmigo una reflexión que me pareció bastante interesante y digna de redondear:

"Las mujeres se enamoran porque necesitan estar enamoradas"

Es una creencia generalizada que las mujeres son más emocionales, y que es más fácil que se enamoren al tener sexo "ocasional" así parezca que el tipo con el que está sea un patán salido de los más obscuros agujeros.

Lo que expuso ésta persona es que las mujeres (al menos en éste país aún bastante tradicionalista) crecen siendo programadas con la idea de entregar "su tesoro" a su príncipe azul, a ése que las llevará al castillo para llenarlas de hijos y felicidad.

Sin embargo, las hormonas (y el amor de adolescentes) está muy canijo y la mitad de las mujeres terminan entregando el tesoro antes de tiempo. Aún así, prevalece un mensaje oculto, de sólo entregarte a la persona que amas, y que te ama. El sexo por sexo es un tema que jamás se toca cuando le hablas a una mujer.

¿Pero qué pasa cuando el cuerpo actúa en una mujer? ¿Qué sucede cuando el cuerpo le grita VAMOS, A POR ÉL y se trata de ése chico vicioso y torpe en motocicleta y chamarra de cuero, con ésa imagen sucia y desgarbada, o de ése otro borrachín que tiene ése no se qué que no se yo, durante las horas que se encuentra sobrio?

Pues que el mecanismo de "protección" (no lo hagas si no se aman) funciona a revés. Su cerebro traduce lógicamente la instrucción: No hay sexo si no hay amor, pero quiero sexo, entonces me enamoro. Y es ahí cuando la chica comienza a descubrir el gran diamante en bruto que nadie había visto, a ése potencial CARLOS SLIM sobre su moto de Domino's.


  • Es que cuando no está de malas ni maldiciendo, ni fumando mota... es taaaaan tierno.
  • Tiene un lado sensible que no le muestra a nadie, pero yo lo ví, porque soy especial para él.
  • El otro día justo antes de perder la conciencia en su borrachera me dijo que me amaba... aaaaaahhh, soy su último pensamiento incluso en éste estado.
  • Es que sus manos son hermosas, las tiene de pianista, lastima que las use para carterear a cuanto incauto se le acerque.
  • PERO ES ESPECIAL, YO LO SÉ.


Y zaz, entra el programita en acción y la chica se enamora... No porque el tipo sea en verdad sensacional, ella sabe que no, pero lo desea y necesita estar enamorada para tener permiso de tomar a alguien entre sus brazos y compartir horas de sudor.

Pero entonces no es ninguna zorra, porque lo hizo por amor, no es ninguna pendeja, el amor la cegó, no es ninguna caza hombres, los hombres son unos ingratos que no saben apreciar su amor.
(y que conste que yo no creo que una mujer que sabe disfrutar su sexualidad es zorra, ni pendeja ni caza hombres, la mayoría no)

El cerebro las mete en un juego en el cual tienen el "permiso" de hacer lo que desean hacer, aunque a un costo muy alto. El de un corazón roto.

¿Es la tendencia de las mujeres a enamorarse previo, durante, o después de un affair debido a los mensajes programados, o es auténtica genética a través de la cual las mujeres caen en trapa tras trampa?

viernes, 17 de junio de 2011

EL MONSTRUO Y EL LOBO.

Ayer en la noche conocí a un fantasma, decía tener 20 años y tener ganas de recuperar su vida. Pero sus palabras torpes y alcoholizadas sus anécdotas repetidas y su mirada apagada me decían que ya no había forma de sacarla de su fosa y sólo esperaba que la cubrieran con tierra.

Venía acompañada de un monstruo, observador citadino, pervertido, feo, grotesco, galante, amado. Ahí estaba él, la había llevado con él, ¿Creerá amarla? ¿Estará acechando una presa enferma? ¿Será otro héroe tratando de revivir a los muertos? No lo sé. Pero el fantasma se pasó la velada conmigo, dejando al monstruo sentado en ése rincón debajo de un reflector.

Yo pude convertirme en un monstruo, me sentí tentado. Creo que aún tengo esperanzas porque no pude hacerlo.

Además, comer carne muerta desde hace tanto tiempo, enferma.

Envueltos como estábamos en ésa obscuridad, confundidos por el alcohol, arrebaté de las manos del fantasma la trampa del lobo, Rubén, el tipo que me servía las cervezas en la barra, que quiso morder la pieza garabateándo un teléfono en una servilleta sucia.

Ella está tan muerta que no vió el anzuelo, no sintió la mordida, no lo supo jamás.

Suficiente por una noche, no detendré una segunda mordida, ni mataré a ningún monstruo, me despido de los tres, y dejo al lobo y al monstruo acechando el borde del agujero, en el que ella habita.

miércoles, 15 de junio de 2011

PASOS EN EL CORAZÓN


*Por favor lee el relato al mismo tiempo que se reproduce el video.

PASOS EN EL CORAZÓN

Fue un jueves por la tarde, era otoño y los días "blancos" habían llegado, sin sol y con mucho aire, los pocos que se aventuran a salir a la calle van siempre bien cubiertos por chamarras o abrigos.

Yo daba un paseo sobre reforma, meditabundo y sin rumbo, no ponía mucha atención a lo que pasaba a mi alrededor, cuando repentinamente me invadió un aroma completamente contrastante al seco y frío aroma de otoño; una mezcla de jazmín y cereza.

El aroma me hizo levantar la vista para buscar su origen. Ahí estaba, envuelta en un abrigo negro, pasaba justo al lado mío. Su cabello obscuro recogido en un chongo alto, limpiamente sujetado, dejando al descubierto un pequeño lunar detrás del blanco y largo cuello que el abrigo no cubría. Por debajo del abrigo se asomaban sus piernas envueltas en medias negras y unos zapatos de tacón y punta redonda, similar a los que usan las bailarinas de flamenco.

Cambié mi rumbo y la seguí hasta un puesto de periódicos en el que ella compró un cigarro, y en el cual yo puede apreciar su rostro mientras fingía mirar las revistas distraídamente. Unos 27 años, piel tersa, rasgos finos matizados por una expresión que denotaba preocupación o una intensa concentración.

Encendió su cigarrillo y comenzó a andar de nuevo y yo detrás de ella cuando noté algo extraño en la forma en que se movía, los pasos eran rítmicos, acompasados, pausados, seguros, pero lentos. Me dió tiempo de cambiarme de acera para poder seguirla sin que me notara. Causaba un extraño efecto de atracción a su alrededor; algunas personas con las que se cruzaba se detenían al percibir su aroma o al verla, tal como me pasó a mi, que ahora seguía a una chica tan sumida en sus pensamientos que no se percataba de lo que producía a su alrededor.

Giró a la izquierda y se introdujo en un viejo edificio a través de una despintada puerta de madera. Sin poder restringir mi impulso, atravesé la calle corriendo y traspasé la puerta con cautela. Mientras subía aquellas desvencijadas y chuecas escaleras, sentía mi pecho vibrando acompasadamente al ritmo de sus pasos, bum... bum... bum... me estremecía insistentemente, atrapado por aquél extraño sentimiento. Al final de las escaleras, llegué a una especie de recibidor donde un par de hombres vestidos de trajes obscuros y sombrero hablaban con ella familiarmente mientras uno de ellos le ayudaba a quitarse el abrigo.

El movimiento develó una figura bien estilizada, envuelta en un entallado vestido rojo, que contrastaba con la pésima iluminación del lugar, aumentando su notoriedad; su escote era lo suficientemente alto para dejarme el resto de su torso a la imaginación, pero lo suficientemente bajo para ponerme a imaginar. El vestido tenía un corte recto sin grandes detalles, salvo una apertura en la pierna izquierda que subía hasta la mitad del muslo, dejando ver una torneada y larga pierna a cada paso de daba. Mientras atravesaba otro vano al fondo de la habitación acompañada por uno de ellos.

Estaba a punto de darme la vuelta cuando el otro hombre me hizo una seña para que pasara a la siguiente habitación con él, las vibraciones volvieron, más veloces ahora, rítmicas, constantes, insitantes.

Avancé sin mirar a mi nuevo anfitrión, estoy seguro de que me dijo algo pero yo no lo escuché, caminaba determinado hacia la siguiente habitación, seguro de que la vería ahí de nuevo.

Mi pecho no dejaba de sacudirme, la habitación a la que había entrado era enorme y muy obscura, muchas personas observaban el centro iluminado, contemplando a la chica de rojo.

De pronto, un tipo salió de la penumbra, se acercó a ella con decisión y la tomó de la cintura, se reclinó sobre su cuello para aspirar su aroma mientras le acariciaba el brazo y ella enredaba una de sus piernas alrededor de su cintura.

Miré alrededor tratando de reconocer dónde me había metido.

Al fondo, una banda meneaba sus instrumentos al ritmo de mi pecho, al ritmo de sus pasos. Alrededor del centro comencé a distinguir pequeñas mesas ocupadas por grupos de 2 o 4. Mi anfitrión se encontraba hablándome de cerca sin percatarse de que por mi condición, no podía oírlo.

-"Ella baila tango" leí en sus labios cuando por fin volteé a verlo.

-"Yo, yo sólo puedo sentirlo"

Tango, un sentimiento triste, que se baila.

Inspirado en Cotopi

sábado, 21 de mayo de 2011

LA FUERZA YOICA DE LA MACETA

En mi empírico entendimiento de la psicología, le he dado mi propia explicación a algunos de los fenómenos de la interacción humana. Mi favorito lo llamo "La planta".

Hace poco tuve una plática vocacional con una prima que está en su último año de la carrera de psicología y me pidió que la compartiera con ella. Me dijo que lo que yo explicaba es conocido como "fuerza yoica". También me pidió permiso para usar mi explicación, lo que me dio el valor de hacer lo mismo en el blog.

El ser humano es como una maceta.

Una maceta vacía, con un gran potencial, pero vacía. El tipo y cantidad de contenido variarán de acuerdo a las experiencias propias que cada quien vaya acumulando y la forma en que éstas experiencias son acumuladas, pero para mantener ésta explicación simple, partamos de una maceta vacía y hablemos de los rellenos habituales: Tierra y agua.

Una persona con baja autoestima es como una maceta vacía, toda la interacción que tiene con los otros tiene un propósito específico, aunque no siempre claro para el sujeto en cuestión: llenar la maceta.

Algunas veces se soporta a parejas infieles a cambio de compañía, a padres perseguidores a cambio de amor, a amigos abusivos a cambio de pertenencia, a jefes abusivos a cambio de reconocimiento, posar desnudos operarnos o "prostituirnos" a cambio de admiración.

Los seres humanos somos capaces de grandes sacrificios a cambio de llenar ésta maceta; sin embargo, lo que cualquier persona a nuestro alrededor para llenar la maceta es sólo agua. Cuando a una persona devaluada es llenada con agua, lograremos hacerla sentir MUY BIEN, o en los peores casos, tan sólo menos mal consigo misma. El problema con la maceta y el agua es que la maceta está llena de agujeros por abajo, y que no importa cuánto cariño, amor, reconocimiento o aceptación se les dé, siempre estará vaciándose y ellos siempre estarán deseosos de más, en una relación completamente dependiente. Entiendo que ésto se da, porque lo que llena la maceta son factores externos, percepciones externas, pero no es suficiente recibirlo para adjudicárnoslo.

Ahora bien, en mi esquema de transformación de una maceta vacía y siempre vaciándose de agua a una persona plena, hay un orden lógico:

Como un adicto, primero alejarse de las regaderas. Dejar de solicitar agua, dejar de hacer cosas para ser llenado o por lo menos, tratar de disminuirlas.

Segundo, por medio de terapia, auto examen, meditación o alguna disciplina marcial (el método es lo de menos, siempre que funcione) reencontrar nuestros propios valores, y potenciales, hacer de un lado el "tengo que ser" y enfrentar de cara el "soy". Aceptar lo que somos y lo que no somos, reconocer nuestros potenciales y defectos y virtudes.

Éste reconocimiento y autoaceptación funcionan como tierra en la maceta, llenándola gradualmente. Los primeros puñados de tierra, no serán tan firmes y parte de la tierra se saldrá, de la misma forma en que nuestra "saber" y "aceptación" de lo que somos puede tambalearse al principio. Pero conforme se siga agregando tierra, ésta se compacta y sella, hasta que llega un momento en que las fugas son insignificantes y la maceta puede ser llenada a plenitud.

Nuestro potencial se encuentra ya dentro de ésta maceta en forma de semilla, pero bien es cierto que la semilla necesita de algo además de tierra, tan cierto como que casi cualquier relación humana implica un intercambio de percepciones, traducida aquí como el agua que antes llenaba la maceta. La diferencia aquí es que la maceta ya no "necesita" ser llenada, ya no se dispone a aceptar abusos o sacrificios a cambio de agua. Toma los chorros que le son dados de forma voluntaria sin ningún tipo de condición. Ésta agua enriquece la tierra. Y promueve el desarrollo de los potenciales.

Un ejemplo de ésto:

Imaginemos a una persona que es buena dibujando y lo sabe, los comentarios, halagos o reconocimientos con respecto a su habilidad podrían motivarlo a empeñarse en mejorar más, desarrollar ése potencial y convertirse en un artista de calidad.

Cuando el ser humano, se llena a sí mismo de tierra, es capaz de aceptar el agua que se ofrece sin ningún tipo de dependencia. Lo hace de buena gana y a sabiendas que ésto lo enriquece como persona, la tierra ayuda a que el agua permanezca más tiempo, pues es mas fácil creer lo que te dice alguien más si primero lo crees tú mismo. Y bajo éste equilibrio, desarrollar los potenciales que lo ayudan a trascender más allá de la maceta, florecer más allá de sus límites iniciales en los cuales estaba atrapado, como un trébol, una flor, una planta o un enorme árbol, todo depende de qué tan firme y rica sea la tierra que contiene.

jueves, 19 de mayo de 2011

HOMBRE PRESO QUE MIRA A SU HIJO



Cuando era como vos me enseñaron los viejos
y también las maestras bondadosas y miopes
que libertad o muerte era una redundancia
a quién se le ocurriría en un país 
donde los presindentes andaban sin capangas

Que la patria o la tumba era otro pleonasmo
ya que la patria funcionaba bien
en las canchas y en los pastoreos.

Realmente no sabían un corno
pobrecitos creían que libertad
era tan sólo una palabra aguda
que muerte era tan sólo grave o llana
y cárceles por suerte una palabra esdrújula.

Olvidaban poner el acento en el hombre.

La culpa no era exactamente de ellos
sino de otros más duros y siniestros
y éstos si
cómo nos ensartaron
en la limpia república verbal
cómo idealizaron
la vidurria de vacas y estancieros
y cómo nos vendieron un ejército
que tomaba su mate en los cuarteles.

Uno no siempre hace lo que quiere
uno no siempre puede
por eso estoy aquí
mirándote y echándote
de menos.

Por eso es que no puedo despeinarte el jopo
ni ayudarte con la tabla del nueve
ni acribillarte a pelotazos.

Vos ya sabes que tuve que elegir otros juegos
y que los jugué en serio.

Y jugué por ejemplo a los ladrones
y los ladrones eran policías.

Y jugué por ejemplo a la escondida
y si te descubrían te mataban
y jugué a la mancha
y era de sangre.

Botija aunque tengas pocos años
creo que hay que decirte la verdad
para que no la olvides

Por eso no te oculto que me dieron picana
que casi me revientan los riñones
todas éstas llagas, hinchazones y heridas
que tus ojos redondos
miran hipnotizados
son durísimos golpes
son botas en la cara
demasiado dolor para que te lo oculte
demasiado suplicio para que se me borre.

Pero también es bueno que conozcas
que tu viejo calló
o puteó como un loco
que es una linda forma de callar.

Que tu viejo olvidó todos los números
(por eso no podría ayudarte en las tablas)
y por lo tanto todos los teléfonos.

Y las calles y el color de los ojos
y los cabellos y las cicatrices
y en qué esquina
en qué bar
qué parada
qué casa.

Y acordarse de vos
de tu carita
lo ayudaba a callar.

Una cosa es morirse de dorlo
y otra cosa es morirse de vergüenza.

Por eso ahora
me podes preguntar
y sobre todo
puedo yo responder

Uno no siempre hace lo que quiere
pero tiene el derecho de no hacer
lo que no quiere

Llora nomás Botija
son macanas
que los hombres no lloran
aquí lloramos todos.

Gritamos, berreamos, moqueamos, chillamos
maldecimos
porque es mejor llorar que traicionar
porque es mejor llorar que traicionarse

llora
pero no olvides.





Pueden llamarme Botija. Porque lloro cada vez que lo leo.

sábado, 14 de mayo de 2011

MANA MANA

Lo vi de niño, pero en verdad, jamás me causó tanta gracia como ahora.






Conclusión: O estoy recuperando mi niñez o Los Muppets, son títeres para adultos.

miércoles, 27 de abril de 2011

CITA



"If my answers frighten you then you should cease asking scary questions"

"Si mis respuestas te asustan, deberías dejar de hacer preguntas que dan miedo"



Pulp Fiction (1994)


¡Esta dolió!

lunes, 25 de abril de 2011

SI TUVIERA UNA HIJA. -SARAH KAY

Me es imposible entrar a TED y no ansiar compartir alguno de los videos que he visto.

En esta ocasión, se trata de Sarah Kay, una artista del Spoken Poetry. Su primer poema anegó mis sentidos e inundó mis ojos de lágrimas. Ésta chica tiene algo sumamente especial. Me hace recordarme a mi mismo mucho antes de éste blog, mucho antes de muchos días y muchos años que ya pasaron, me hace recordar que hay muchas cosas que sabía y que ahora ignoro. Que la continua búsqueda de explicaciones de la vida no es otra cosa que mi esfuerzo constante por disminuir la inseguridad y la duda que los años fueron enterrando en mi piel.

Sarah Kay, estoy casi seguro de que nunca lo sabrás, pero así como compartiste mi presente, y así como hoy formas parte de mi pasado, espero que este blog, y el humilde esfuerzo de tu ahora admirador, sirva para hacerte creer, que puedes lograr lo imposible, y en parte, ayudarme a creer que lo imposible, lo hacemos todos los días.

domingo, 24 de abril de 2011

LAS MÁSCARAS QUE TODOS USAMOS

Es curioso cómo funciona nuestro cerebro y cómo desarrolla conductas de adaptación que nos permiten sobrevivir a nuestro entorno. En ocasiones, los mecanismos que desarrollan éstas conductas son aún un poco rústicos y pueden desenvolver situaciones que no necesariamente nos benefician.

Aquí un ejemplo.

Cuando tenía 11 años, reflexioné sobre algo que marcaría mi vida durante un largo periodo: "Mi personalidad aún está en etapa de conformación, por tanto, puedo decidir qué tipo de persona quiero ser, y si me convierto en el tipo ideal que las chicas prefieren, seguro tendré mucho mayores posibilidades de éxito"

En ése momento sonaba como toda una revelación y tenía todo para llevar a cabo mi plan. Siempre fui mucho más allegado a las chicas que a los chicos, por lo que realizar una encuesta sería sumamente simple.

Tras realizar varias entrevistas y sondeos de opinión, descubrí que había tres características constantes que las mujeres aprecian en los varones. (al menos las de mi generación)

CABALLEROSIDAD
ATENCIÓN A LOS DETALLES
ROMANCE

Desde mi perspectiva, lo único que tenía que hacer era "inclinar" mi comportamiento en plena formación hacia ésos tres puntos y convertirme en el estándar de hombre ideal para cualquier chica.

Al pasar los años, aprendí que la cualidad "Sentido del humor" era el cuarto factor común y lo incluí a mi repertorio de virtudes, aún mas, desarrollé una forma muy discreta de descubrir, a través de la plática lo que una mujer esperaba particularmente de su pareja. Y yo, cual plastilina, modificaba o transformaba mis actitudes para convertirme justo en lo que cada una esperaba.

La verdad es que funcionó. Si bien no me puedo declarar un conquistador empedernido, puedo decir que tuve éxito en la mayoría de mis empresas, una vez que alguna chica me llamaba la atención sólo era cuestión de descubrir lo que quería y realizar los ajustes necesarios, como un camaleón.

Un día, sin embargo, apareció mi Némesis, hice todo como debía, después de años de hacer lo mismo, tenía el ejercicio bien aprendido, salimos durante algunas semanas, durante algunos meses, de hecho durante poco más de dos años, pero no cedía.

En algunas ocasiones me dijo "Es que eres todo lo que siempre he buscando en un hombre, lo juro, pero no sé... hay algo que no pasa".

Yo entendía que estaba en el camino correcto, y que sólo tenía que esforzarme un poco más, "ya pronto caerá" me repetía constantemente. Por supuesto que yo estaba estúpidamente enamorado y cuando por fin, cuando después de 2 años y medio me dio el esperado "Sí", no me di cuenta de que ella lo hizo sólo porque era justo, sólo porque "me lo había ganado". Me tomó una semana darme cuenta de éso. Ella no me amaba, mi sistema había fallado y era peor andar con alguien que no me amaba que recuperar a la amiga con quien salía, y terminamos.

Años después, descubrí que la "mecánica" a través de la cual me relacionaba tenía origen en mi niñez. Yo creía que debía merecerme el amor de los demás. Que no era merecedor de que me amaran sólo por ser quien era, por lo tanto, debía hacer cierto tipo de "méritos" que me hicieran merecedor de dicho cariño.

A pesar de que mi método funcionaba muchas veces, tiene dos grandes fallas:

1.- La persona a quien engañaba (porque en realidad era un engaño, no me permito usar eufemismos para ésto) perciben, muy en el fondo que algo no está del todo bien, que hay algo no completamente real o auténtico en quien tienen enfrente.

2.- Yo me cansaba de fingir, de pretender ser quien no era para complacer; así que, o tenía una doble vida, una frente a ella, su familia y amigos comunes, y otra muy distinta en la que yo era quien era y donde hacía todo lo que no me permitía mi otra "faceta".

El sistema, que a corto plazo permite una taza de éxito grande, a largo plazo se quiebra y se desmorona porque sus bases no son sólidas, porque carecen de honestidad, ya no digamos con las otras personas, sino con uno mismo.

Creo que muchos somos víctimas de mecanismos similares, en mayor o menor grado. Durante los noviazgos demostramos sólo lo mejor de nosotros mismos y al llegar al matrimonio, la persona que de verdad somos puede reventar la ilusión que creamos. A veces hacemos ésto o aquello por un cierto sentimiento de "deber" de "obligación", hacemos ésto o éso por no decepcionar a tal o cual.

Claro, que vivimos en una sociedad y no podemos eructar a todo volumen en una cita sólo porque nos place. Es verdad que existen ciertas normas de comportamiento, etiqueta y convivencia a las cuales nos debemos atener. Pero también es cierto que tenemos la libertad de ser quienes somos y de hacer lo que queramos (con la consabida condición de no afectar a terceros) y al mismo tiempo ser amados y apreciados.

Claro que ser "auténtico" tiene los efectos secundarios de ser criticados y rechazados por algunos, pero el complacer a todos tiene el precio de no estar a gusto con uno mismo. Quizá el aprender a aceptar y querer lo que eres, no les guste a todos, y no seas capaz de conquistar a quien sea, pero podrás estar seguro también, de que la persona que te acepte así, y te ame así, ama lo que eres, sin apariencias, sin tapujos y sin reservas.

viernes, 15 de abril de 2011

DO IT AGAIN by Steely Dan




No importa cuántas veces la escuche, ésta rola me sigue seduciendo, ¡qué época! ¡qué ritmo! y sólo me puedo imaginar los viajesotes que se metían para crear ésto. ¡Wow!

jueves, 14 de abril de 2011

LA BODA INOLVIDABLE

Quienes me conocen de cerca saben que no soy fanático de las bodas, como ritual me parece obsoleto y demasiado oneroso (pero ése es tema de otra entrada). Sin embargo, no me opongo a quienes viven ésta experiencia de vida y mucho menos a quienes lo hacen algo INOLVIDABLE.

El primer post de una nueva categoría "VIVE". coleccionando, hechos, momentos, instantes, que muestren la magnífica forma en que creo que se VIVE LA VIDA.

miércoles, 13 de abril de 2011

CITA

"Donde no hay competencia sólo hay incompetencia"



JJ Vera
Economista, docente, licker, matemático,
 cinéfilo, analista político, literato ocasional,
 steeler fan, ex creyente, diseñador empírico,
 buen amigo y MI GURÚ.

jueves, 7 de abril de 2011

CITA

"La única forma elegante de aceptar un insulto es ignorándolo; si no lo puedes ignorar, olvídalo; si no lo puedes olvidar, ríete de él y, y si no te puedes reír de él, es que seguramente te lo mereces"


(1910 - 1991)

Historiador de arte, fotógrafo y escritor.

miércoles, 6 de abril de 2011

LA LISTA

Venus me sorprendió de nuevo haciendo eco a mis palabras.

Hace apenas un par de meses que yo le hacía la misma recomendación a la desaparecida Ballerina y otra vez demostré mi discapacidad para escuchar los consejos que doy. En las series de "Infidelidad" y "Estás listo para saber la verdad" he insistido mucho acerca de tener una comunicación clara con nuestras parejas en asuntos considerados tabú o tan delicados que muchas veces preferimos omitir.

En realidad hablar con claridad es fundamental en la pareja, pero no sólo con los temas delicados, sino hasta con los temas triviales. Todos esperamos algo de nuestras parejas y si bien nadie a nacido para cumplir nuestras expectativas, también es cierto que hay ciertas cosas que cada quien considera inaceptables.

Lo que propongo entonces es hacer una lista con tres tipos de variables.

LO QUE NO ESTOY DISPUESTO/A A ACEPTAR.
LO QUE NO ME AGRADA, PERO PUEDO TOLERAR/NEGOCIAR.
LO QUE PUEDO PASAR POR ALTO.

En ésta lista pueden caber desde cosas tan serias como la infidelidad, el alcoholismo, las adicciones, o la decisión de tener descendencia o no, hasta otras que parecen tan triviales como en dónde apretar la pasta del baño, cómo poner el papel higiénico, y los sitios adecuados para liberar flatulencias.

Una persona me preguntaba ayer si yo creo que existe la pareja perfecta. Ésa que te llena física y emocionalmente, que se ajusta perfecto a ti. Yo creo que no. La eterna búsqueda de un príncipe azul o de una princesa encantada son vanas. Quizá, en algún punto del mundo entre miles de billones de personas pueda existir un "alguien" ideal para ti, pero lo más probable es que jamás sepas de su existencia. Bajo la premisa entonces de que no sepas que existe, entonces para ti no existirá jamás.

Lo que sí puede existir son RELACIONES PERFECTAS, la forma en cómo nos ajustamos, negociamos cedemos y ganamos en cada uno de los elementos de la relación. No quiere decir que te complacerá en todo ni tu a él/ella, sino que es posible alcanzar un equilibrio o por lo menos un balance oscilatorio entre ambos, en el que ambos ganen siempre, o ganen turnadamente, hasta alcanzar un punto de satisfacción mutua.

Para lograr éso claro que es necesario cierto grado de compatibilidad, pero detrás de ése gran truco evolutivo se encuentra el trabajo y esfuerzo constante en reconocer nuestros límites y los del otro, respetar espacios, y colaborar al desarrollo de la pareja como organización, sin descuidar a cada uno como indiviuo. Suena muy complejo, pero poco a poco, siempre hablando de forma madura y buscando un beneficio mutuo, estoy convencido de que ésto es posible.

miércoles, 30 de marzo de 2011

DE ENCUENTROS Y DESENCUENTROS

La vida es muy misteriosa, en ocasiones te re-encuentras a personas que creías perdidas tendiéndote la mano como si siempre hubieran estado ahí, tras años de ausencia, justo ahora en que necesitabas más de su ayuda. En otras ocasiones, personas en quienes creíste que podrías confiar te decepcionan y te dejan más molido de como te encontraron. Pero SIEMPRE, es la persona adecuada.

Para bien o para mal, parece que el universo confabulara y jugara al ajedrez contigo y quienes te rodean.

APRENDE de quienes debas aprender, USA la ayuda que éste te brinda, APOYA a éste otro y busca tu propia lección, BAJA LA FRENTE y reconoce lo que éste otro te dice. Siempre están ahí, siempre gritándote la verdad que nosotros y nuestro estúpido ego nos negamos a escuchar.

Creo que parte de nuestra evolución personal consiste en aprender a callar, y escuchar.

jueves, 17 de marzo de 2011

lunes, 14 de marzo de 2011

EL TRIÁNGULO DRAMÁTICO

Hoy voy a escribir acerca de una de las netas más reveladoras que he aprendido, me la enseñaron como "El triángulo dramático".


Planteemos una situación para dejarlo más claro:


Yo me di cuenta de "Fulano" estaba en problemas, siempre es más fácil detectar un problema cuando estás afuera de él. Resulta que "Sutano" está abusando de él porque es un ojete. Resulta que como yo quiero mucho a "Fulano", me meto en el pleito para defenderlo.


Los papeles son muy claros y todos los hemos vivido o interpretado.


"Fulano": La víctima


"Sutano": Una persona o situación que afecta directamente a "Fulano" (quien por cierto es muy ingenuo, tonto o noble como para darse cuenta)


"Yo": el Héroe que salvará a "Fulano" de cualquier persona o situación que le afecte.


Pintémoslo así:




Ahora, reflexionen un poco y recuerden lo que sucedió entonces.

¿Se han dado cuenta de que siempre salen mal parados? Parecería que Fulano no quiere ser salvado y terminamos tachados de metiches, o incluso afectados por algo que ni éra nuestro problema.

Ésto se da por una rotación natural de papeles que pondré de éste modo.




Yo me muevo al lugar de víctima y la víctima se mueve al lugar del verdugo. Y no es mala onda del Fulano, pero seguramente recordarán reacciones como éstas:

"No lo conoces como yo"

"Déjame vivir mi vida"

"Le platiqué lo que me dijiste, y creo que eres una mala influencia, así que aquí queda nuestra relación"

"Me dijo que es la última vez que lo hará, y le creo, no tienes porqué meterte"

"¿Porqué siempre tienes que actuar como mi papá?"

Estoy seguro que conocerán sus propias versiones de respuesta, pero el resultado es el mismo, el "héroe" termina como "víctima", muchas veces de la víctima anterior o del verdugo original.

¿Le pagaron alguna vez la deuda a alguien?

¿Mintieron por alguien que no supo sostener la situación?

¿Buscaron pruebas de la infidelidad se "Sutano"?

Invariablemente recibieron algún portazo en la nariz, y alguna vez también, problemas que no tenían.

No es mi intención decir que no debemos ayudar a los demás, claro que debemos ayudarlos siempre y cuando se cumplan dos condiciones:

1.- Fulano nos pida ayuda. Si no la ha pedido, es probable que ni siquiera se esté dando cuenta que tiene un poblema o no lo considere como tal. Y, naturalmente se defenderá a sí mismo o a su entorno ante cualquier persona que pretenda cambiar su mundo.

2.- El Héroe, no pretenda ser un Héroe. Ésta figura invariablemente se sacrifica a sí mismo en pos del bien del prójimo. Pero no conozco a ningún hijo de Kriptón que tenga que pagar ésa deuda social. Entonces debemos fijar nuestros límites en el punto en que aún no salimos dañados nosotros mismos.

Al reflexionar sobre ésto, me di cuenta de que yo tendía a ser un héroe en mis relaciones con el mundo. Me dedicaba a salvar a mis parejas, amigos, no-amigos, colegas, compañeros de trabajo, y ¿saben qué? siempre salí raspado. Y después me preguntaba porqué la vida me respondía de ésa forma, si tenía un karma profundo que pagar. Pero no, un héroe vive la vida que un héroe tiene que vivir. Hoy soy un buen amigo, consejero, y puedo asistir a muchos con mis límites claros.

(Por cierto, una disculpa por lo arcaico de mis dibujitos)

miércoles, 9 de marzo de 2011

Young Folks

Llámenme como quieran, pero es la primera vez que escucho ésta rola y me encantó. Creo que muchos desearíamos decir todo lo que somos, todo lo que fuimos, y saber que a quien tenemos enfrente no le importa.



martes, 8 de marzo de 2011

LA LECCIÓN DE LA SEMANA, EN TRES CAPÍTULOS.

CAPÍTULO UNO.
(Las películas basura)

-Es que no puedo creer que esté ansioso por ver ésa película de porquería, ¿buena? para lo único que es buena es para justificar la existencia de listas como "las peores 10 películas de la historia"

Dije yo (un tanto ansioso) ante la defensa que mi chica interponía a los gustos de "uno" muy cercano por el que yo llamo "cine basura".

-"Es lo que le gusta a él, déjalo. No sé porqué te molesta que a él le agraden" -Insistió ella dándome una cátedra de tolerancia.

-Es más inteligente que eso.

-Lo sé, pero él las ve porque las considera divertidas.

-Me parece un desperdicio.

-A mi me parecen divertidas

-...


CAPITULO 2
(Los derechos)

Geli: Me choca que los tipos éstos de las bandas norteñas tomen rolas que son buenas y hagan covers y las arruinen.

Yo: A qué te refieres

-Acabo de escuchar una versión de "Hotel California" en banda, y le dieron en la torre.

-Mira, ellos tienen el derecho de hacer lo que quieran con la música, y tú tienes el derecho de consumirlo o no. Si la mayoría de las personas no lo consumieran, no lo harían, dejaría de ser negocio.

(Y sentí como que me cayó una piedra en la cabeza)


CAPITULO TRES
(¿Qué le han hecho a mi queso?)

Sábado por la tarde, una reunión entre amigos y familia. Se me alocó la canica y al sentirme tan feliz de tenerlos ahí, saqué un buen ron Cubano, que se terminó antes de que pudiera explicar porqué era especial, un vodka ruso y uno californiano (entre los cuales la mayoría no encontró la mínima diferencia) y llevado por la euforia, un queso viejo de ésos envueltos en cera, de sabor robusto. Me rompí cuando me dí cuenta de que le habían insertado un cigarro al queso y estuve a punto de explotar, hasta que mi chica me ayudó a calmarme.

LECCIÓN DE LA SEMANA.

No todo es para todos, obsequia no lo que crees que se merecen, sino lo que ellos anhelan y de lo que gustan. A pesar de lo que el mundo, los sabios, los críticos, los especialistas, o la mayoría diga, hay tantos gustos como personas.

Creo que la próxima reunión el mejor resultado se logrará si hacemos una vaca y compramos lo que pida la mayoría.

miércoles, 2 de marzo de 2011

EL CIRCO DE LA MARIPOSA







Uno de los videos más inspiradores e instructivos que he visto.

¿Qué es lo que crees de tí mismo? Porque lo que crees de ti mismo es lo que le dices al mundo.
¿Qué es lo que les has creído? Porque creer lo que el mundo dice de ti es permitir que te defina y te transforme.
El mundo y tú funcionan en una simiosis equitativa, reflejas miseria, obtienes lástima; reflejas odio, recibes rechazo; refleja tu amor propio, tu brillo y aceptación y recibirás la admiración de quien sabe que brillas con tu propia luz.

¿Necesitas realmente del constante y metódico reconocimiento de los demás? ¿Dependes de sus comentarios y adulación, o eres capaz de generar tu propio alimento, tu propio amor? ¿Eres un limosnero de amor, o eres tu quien lo otorga a los demás a través de tus actos?

Es cierto que todos tenemos limitaciones. Y la falta de miembros no es la única limitación, las hay emocionales, psicológicas y sociales. Y el miedo al fracaso y la sobreestimación del poder de nuestros defectos nos inmoviliza y evita nuestro florecimiento. Cuando dejamos de autocompadecernos, y aceptamos nuestras limitaciones de forma natural, como un hecho de la vida, podremos ver más allá hacia donde sí podemos llegar.

Tu tienes una ventaja:

"Entre más grande la prueba, más glorioso es el triunfo"

jueves, 24 de febrero de 2011

SISTEMA RETRO-ELÁSTICO POSICIONADOR DE VASOS

En una entrega más de la serie "Méxican Alambrito" presento el Sistema Retro-Elástico Posicionador de Vasos.




También es conocido coloquialmente como "liga". ¿Se han dado cuenta que no hay puesto de eskimos que no le haya agregado éste sistema a la batidora? Seguramente algo está mal en el diseño que hace que el vaso no quede bien sujeto, pues dudo mucho que la liga venga incluída en la caja original.

jueves, 17 de febrero de 2011

ALTO A LA VIOLENCIA CONTR LA MUJER

Durante ésta semana, ha sido nota de todos los medios de comunicación la aprobación de una reforma a la ley que tipifica la violencia contra la mujer como grave, que pone candados en contra del "perdón" por parte de la mujer agredida (cosa muy común) y que castiga de forma mucho más dura la agresión de un hombre contra su cónyuge.

Alejandra Barrales, diputada perredista que llevó la iniciativa al congreso comenta en entrevista con El Mexicano:

-Las mujeres tenemos derecho a una vida feliz como vivir sin golpes ni violencia (sic)

Definitivamente me parece una gran iniciativa y un gran avance para poco a poco lograr la injusta violencia hacia la mujer, así como lograr poco a poco la igualdad entre géneros que tan necesaria es en nuestro país.

Sin embargo, creo que Alejandra Barrales, así como muchas otras feministas de extrema, está cometiendo un error fundamental en el momento de legislar.

La ley busca un estado de equidad, justicia, igualdad para todos, así como una mejor convivencia entre los integrantes de una sociedad.

Aquí es donde pretendo poner el dedo en la llaga y preguntar: ¿Y los hombres? Por muy machos, grandes y fuertes que se nos considere, cada vez es más frecuente escuchar de algunos que han sido violentados psicológica e incluso físicamente por sus mujeres. Y cuando un hombre se enfrenta a ésta situación y después de tragarse su orgullo de "macho" e ir a buscar ayuda se da cuenta de que instituciones como el DIF, no los apoyan, y que no hay un "instituto para la defensa del hombre" como sí lo hay para las mujeres. Entiendo perfectamente que la violencia en contra de la mujer es mucho más recurrente y por tanto preocupante, que la violencia al género masculino, pero creo que una ley más incluyente, penaría la violencia entre cónyuges.

Uso ésta palabra: "cónyuges", porque la legisladora parece haber olvidado también que hace menos de un año se reconocen los matrimonios homosexuales. En los cuales también pueden darse casos de violencia entre cónyuges, sin importar sin son hombres y mujeres, lo que hace aún más necesario extender la protección de la ley a cualquier persona que la necesite, se trate de hombre o mujer.

Insisto que me parece una buena iniciativa pero, para ser una ley que apoya el desarrollo de la mujer en la sociedad y su equidad ante el otro género; cae en el mismo error unilateral del cual ha pecado reiteradamente un país regido por hombres. La misma agresión en forma de exclusión, pero ahora desde el otro lado. ¿Dónde está la mejora, la igualdad, la equidad de género?

Atención legisladores.

lunes, 14 de febrero de 2011

DÍA DE SAN VALENTÍN

Me choca el día de San Valentín y toda la bola de cursilerías que lo rodean.

No puedo entender cómo hay parejas que pretenden demostrar cuánto se aman con una cena o una caja de chocolares, cuando la verdadera muestra del amor se da todos los días. Cada vez que dices "buenos días" y cada vez que le rosas la mano con tus dedos, cuando l@ defiendes frente a tus amigos y cuando, a pesar del cansancio, te quedas un rato más despierto porque tu pareja no tiene sueño.

San Valentín no hace la diferencia, lo hace cada acción y cómo nos dirigimos a él/ella todos los días.


Flaquita, gracias por ser mi enamorada, todos los días.

lunes, 7 de febrero de 2011

ME ENCANTA

No sé cuántas veces lo hayas visto, porque está en TV de cable, TV Abierta, Facebook, Youtube...

Hace un rato que Coca Cola no me movía tanto como lo hizo ahora, de nuevo.


lunes, 24 de enero de 2011

¿JUGAMOS A LAS ESCONDIDILLAS?

Hoy voy a escribir unas cuantas líneas acerca de una persona muy importante en mi vida conocido como "El Enano" o "El Chocorrol", y de lo que vivimos el fin de semana pasado.

Es una de las personas más sanas que conozco, tanto en sus hábitos como en su forma de pensar y dirigirse hacia los demás. Con un par de años menor que yo, influyó de manera determinante en mi carácter actual. Éramos, como nos gusta decirlo, un buen complemento. Yo siempre he sido más reflexivo y un poco dubitativo, y él es la actividad y la audacia que raya en la estupidez.

Cuando El Enano deseaba hacer cosas que podían ponerlo en peligro, era yo quien me encargaba de detenerlo haciéndole ver lo irracional de su idea (aunque no siempre lo lograba) y he de aceptar que de no haber tenido a aquella balita cerca jalandome, no me hubiera atrevido a hacer muchas cosas por mi tendencia a la pasividad.

Si bien de mí puede decirse que fui un niño muy activo, de él puede decirse que venía cargado con el doble de octanaje. Nadó durante casi 10 años, practicó kick boxing, aprendió a hacer algunas suertes con la patineta (que yo jamás logré) y se memorizó el bosque de San Juan de Aragón a pie y sobre ruedas. Practicó tácticas militares de acecho y captura en bosque y campo y desde niño hasta ahora cuando se sube a un auto, su pie derecho pesa tanto como la admiración que le tenido durante años.

Hace poco menos de un año, comenzó a sufrir de intensos dolores de cabeza y náuseas. Después de algunos médicos y muchos estudios clínicos me sentó en la sala de su casa para darme la resolución "Necesito un transplante de riñón, los míos son como coladeras y ya no me sirven".
Desde ése día, lo he visto bajar alrededor de 15 kilos de peso, tomar desde 3 hasta 12 pastillas diarias y variar su dieta cada dos semanas, mientras un equipo de médicos coordinados busca un balance que lo mantenga estable mientras se encuentra un riñón compatible y se programa su transplante. Lo he visto soportar dolores de cabeza, náuseas, mareos, temblores y dolores en la piel. Y a pesar de que trata de disimular cuando estoy, sé que ha tenido crisis severas de enojo y frustración que afectan tremendamente a su familia.

El pasado fin de semana, nos reunimos 14 personas en la puerta de su casa festejar su cumpleaños en el centro vacacional de Metepec. Su novia y él se encargaron de hacer reservaciones, pagos, invitaciones, organizar equipos, repartir radios y distribuir a los viajantes en los diferentes autos disponibles.

En ése lugar tuve una de las mejores experiencias de mi vida. Sábado en la noche, algunos se comenzaban a preparar para salir a la disco y otros tantos se regaban en la enorme casa jugando billar o ping pong. De pronto apareció "El Enano" con una sugerencia que jamás me esperé de él.

¿Jugamos a las escondidillas?

Parece que nadie reflexionó demasiado acerca de las posibilidades de jugar con alguien que hasta hace un mes apenas y podía moverse debido al dolor.

En 15 minutos ya estábamos todos afuera de la casa listos para jugar. Tras el concebido sorteo se eligió a la pareja buscadora y comenzó el juego. 2 minutos después de comenzar un grito me alertó. "¡Vengan!, El Enano se cayó!" Dijo alguien.

Lo encontré tendido en el suelo soportando el dolor. Es algo que sabe hacer bien, su forma de vivir su niñez tuvo precio y el dolor físico al recibir golpes y raspones es uno de ellos. Ésta vez era diferente, su rictus duró más de lo usual. Al poco rato se levantó y se metió a la casa para revisar si tenía alguna herida grave.

10 minutos y ya estaba en la puerta organizando de nuevo a todos. Fué cuando lo olvidé, ahí estaba de nuevo mi primo, mi hermano, levantándose de una caída cual si estuviera hecho de liga. No había sangre y la rodilla no anunciaría que estaba lastimada hasta el día siguiente, así que teníamos toda la noche. Al cabo de un rato, nos tocó a él y a mi buscar a todos. Fue grato escuchar los comentarios de todos: "Aguas con éstos dos, se conocen bien", "Ya se están poniendo de acuerdo éstos canijos", "Noooo, ya ni te escondas, te van a encontrar en chinga". Su mirada, siempre viva y traviesa ahora estaba acompañada de ésa sonrisa infantil que enamoró a su novia.

48, 49, 50. Terminó la cuenta y dos niños de 10 y 12 años salieron a buscar a sus primos corriendo alrededor de la casa, chiflándose y gritándose como siempre. No había dolor, ni miedo, ni lamentaciones ni recuerdos. De nuevo su energía me hizo moverme y correr como hace años no lo hacía, yo olvidé tener cuidado. Verlo corriendo alrededor y dentro de la casa con ésa vida... es el mejor regalo que pudo haberme dado.

Creo que ésa noche, algo más dentro de todos nosotros también jugó a las escondidas, y nadie se esforzó en buscarlo.

Tengo Fé, en que dentro de un año podremos olvidar algunas cosas de nuevo y lanzarnos en paracaídas.

viernes, 21 de enero de 2011

RAÚL Y DINA

Era una tarde de Enero cualquiera, Raúl trataba cuidadosamente de quitarse una uña enterrada. Enterrada como el recuerdo de Dina, ésa femme fatale que lo había abandonado hacía apenas cuatro meses y que él aún no superaba.

De pronto, un movimiento en falso y ¡clik! Algo extraño sucedió en su cerebro, el intenso dolor físico que sintió tomó la ruta equivocada y se conectó con el área encargada de sentir su dolor de amor por Dina. Y la sintió justo ahí, en su uña, ahí estaba su mirada, su voz, su piel y sus desplantes de niña caprichosa y toda ella. A él le sorprendió sobremanera el descubrimiento. La uña dolía, dolía como le dolía ella, pero al mismo tiempo estaba su presencia y su recuerdo, encarnado en su uña.

No terminó de curarse, algo había de bueno en sentirla. Cojeó 2 semanas hasta que la uña cedió y el cuerpo la expulsó naturalmente. Y ella lo dejó de nuevo. Pero Raúl se había acostumbrado a llevarla con él, sentía que caminaba a su lado, o con él. La llamó por teléfono.

-Regresa -rogaba él.

-Tut tut tut tut respondía el teléfono en cuanto Dina identificaba la voz.

Raúl volvió a deprimirse, no pensaba bien. ¿Cómo era posible que lo hubiera abandonado otra vez? Parecía que estaban bien, iban juntos a todas partes y habían vuelto a dormir juntos todas las noches. Por fin había aprendido a escuchar y él pudo decirle tantas cosas que nunca le dijo. Y ahora, una uña se bota y ella lo abandona.

Se volvió taciturno y distraído, perderla dos veces era peor que haberla perdido sólo una vez. Hasta que sucedió, una tibia noche de Marzo planchaba una camisa cuando los ojos llenos de lágrimas no le permitieron ver dónde ponía la mano y se quemó la palma con la plancha. El dolor fue punzante, agudo, pero así de clara también fue la piel de Dina.

- ¡Regresaste!

Sentía su cabello, sus mejillas, su cintura, sus nalgas, sus pechos, todo con asombroso detalle. Élla regresó cambiada nuevamente, ésa noche hicieron el amor y élla lo tocó de una forma completamente diferente. Jamás lo había acariciado con tanta pasión y de una manera tan precisa como hasta ahora. Dina era del tipo de mujeres que se dan a desear. Pero ésa noche se entregó a cada pensamiento de Raúl, como si fuera su propia mano la que la estuviera guiando.

Fué a finales de Marzo cuando Raúl comenzó a experimentar con agujas, se hizo varios tatuajes también y le gustaba jugar con navajas. Un par de veces lo tuvieron que llevar al hospital pues se le pasó la mano y comenzó a perder demasiada sangre.

A veces, buscaba pleitos con tipos enormes y malencarados. Una vez lo encontré en un callejón golpeado, con una costilla rota y con moretones en todo el cuerpo. Mientras caminábamos a su casa me hablaba de Dina, de cómo se había vuelto la mujer perfecta, aunque su relación no era muy estable. A veces se va por un par de días, pero sé que regresará. Hoy regresará. Cuando llegamos se disculpó y me pidió que lo dejara, pues tenía que hablar con ella. Yo no la vi.

Hace dos semanas, fui al hospital a visitarlo. Parece ser que trató de salvar al gato de una anciana que había quedado atrapado en un incendio. Raúl siempre ha tenido un buen corazón, pero a pesar de sus esfuerzos, ni él ni los bomberos encontraron al gato. Yo tenía entendido que ésa propiedad estaba abandonada, pero ya veo que no era así. A la anciana algo debió pasarle, de lo contrario, estoy seguro que estaría aquí cuidándolo. Si ella no le hubiera pedido que rescatara a su mascota, mi amigo no estaría en ésas condiciones. El reporte médico dice que tiene quemaduras en el 85% de su cuerpo. Raúl está irreconocible, pero conserva su ya habitual buen humor.

-Ésta vez se quedará conmigo, nos vamos a casar -Me dijo.

Jamás pensé que Dina lo quisiera en serio. Pero parece ser que los héroes tienen cierto atractivo para mujeres como ella.

jueves, 13 de enero de 2011

TODOS MIENTEN

Hace poco, una amiga mía se quejó amargamente en el Facebook de no entender porqué las gente miente.

Yo me sentía particularmente ácido y en vez de palabras reconfortantes le espeté: Todos mienten, el chiste es descubrir acerca de qué y con cuanto talento.

Los hay que mienten con dolo, conocidos comúnmente como, defraudadores, estafadores, merolicos, "el amigo de mamá", políticos, y curas entre otros.


Los hay que mienten de forma piadosa: los llamamos mejores amigos "que bien te ves hoy", maridos "no, ése vestido no te hace ver gorda", novias "te lo juro que es lo más grande que he visto", mamás "los reyes magos si existen, sólo que papá no les dió dinero para tus regalos" esposas "es que me duele la cabeza".

También existen las mentiras evasivas: "me duele la cabeza", "si hice la tarea, pero se la comió mi perro", "sólo tomé dos copas oficial", "claro que son naturales", "encontramos a Paulette bajo la cama", "si, ya estudié", entre muchas otras.

Pero de todas éstas mentiras, las más peligrosas son las que nos contamos a nosotros mismos. Cuando no somos lo suficientemente valientes, conscientes, maduros o realistas para aceptar la verdad, ya se trate de la realidad ajena o verdades acerca de nosotros mismos.

Cuando nos negamos a reconocer que és@ no nos conviene, a que subimos de peso, a que bebimos demasiado, a que estamos siendo irresponsables, a que podemos ser aún mejores, a que somos holgazanes, a que desperdiciamos nuestra oportunidad para hacer de éste un mundo mejor, a que somos infelices con nuestra actual pareja, a que necesitamos ayuda.

Las mentiras que nos contamos a nosotros mismos son las peores y las más peligrosas, porque la mayoría de las veces no nos damos cuenta. Y muchas veces nos hacemos daño por la cobardía de reconocer la verdad, o una evasión que disfrazada de ingenuidad, raya en la estupidez.

Mi punto entonces queda probado, por dolo, negación, evasión, consideración o miedo, a éste, aquél, a aquellos o a uno mismo; consciente o inconscientemente. TODOS MIENTEN.

Final Abierto

Quisiera compartir un gran post de Nicolás Aimetti, recientemente ganador del premio Oblogo Hipotecario para la revista Oblogo.

Si deseas leerlo, dale click AQUÍ

lunes, 10 de enero de 2011

INFIDELIDAD, LA TERCERA

Cuando comencé a hacer los sondeos para hacer estas entradas me di cuenta de algo muy importante: todos esperamos que nuestra pareja sepa de una forma mágica nuestra propia y muy particular definición de infidelidad.

En una conversación con una amiga decía:

Ella: Pues es que él tiene que irse dando cuenta de lo que me molesta y de lo que no.

Yo: ¿Quieres decir que él tiene que ir asumiendo gradualmente qué es lo que te molesta?

Ella: Si

Yo: ¿Y cómo sabrá que te molesta antes de que suceda para que te molestes?

Ella: Pues, no lo sé, pues me conoce ¿no?

Ésta actitud es de lo más común en nuestras relaciones de pareja. Como se trata de un tema incómodo, no solemos tocarlo, sin embargo, esperamos que nuestra pareja respete lo que consideramos de forma particular lo que una infidelidad es. ¿Qué tal que uno de ellos sea del extremo "que vaya a divertirse y que regrese porque me ama" y el otro sea mucho más neurótico y le incomode incluso que su pareja hable o comente de la belleza del sexo opuesto?

Me parece que es un error grave la omisión de los detalles. ¿Cómo podemos establecer un compromiso si no tenemos la menor idea de qué es lo que espera mi pareja, salvo la idea subjetiva que yo tengo acerca de lo que una relación debe ser?

Compromiso, del latin, está compuesto de tres elementos: el prefijo com, el segundo prefijo pro y el verbo mitto, míttere, misi, missum. De aquí formaron los latinos el verbo promittere (prometer) y el verbo compromittere. Compromittere era prometerse mutuamente, en el que com es prefijo de compañía, no de intensidad. Es decir, que si el compromiso no es mutuo, no hay compromiso. 1


Una promesa mutua, debe enunciarse, para que el otro sepa qué esperar de ti. No es necesario que las condiciones sean iguales, lo necesario es que ambos estén de acuerdo en lo que cada quien asume frente a el otro como una promesa común.

¿Tu pareja sabe lo que esperas de el/ella? ¿Qué tipo de acciones consideras como infidelidad? ¿Sabes lo que tu pareja espera de ti? Es probable que su opinión no sea la misma que la tuya y ya le hayas sido infiel un par de veces.


1. El Almanaque Multimedia

jueves, 6 de enero de 2011

RISE

"Rise and rise again, until the lambs become lions"


"Levántate una y otra vez, hasta que los corderos se conviertan en leones"





-¿Qué significa?

- Nunca te rindas.




Robin Hood (2010)
Ridley Scott

INFIDELIDAD: LA SEGUNDA ENTREGA

En el post anterior (INFIDELIDAD PARTE 1), abordé la temática desde un punto de vista estadístico con el propósito de plantear un antecedente informativo que nos brindara una clara, aunque escueta primera perspectiva común del tema.

Antes de continuar, quiero hacer la aclaración de que no es mi propósito juzgar, o reprobar de modo alguno el comportamiento de nadie (los ejemplos que pongo y sus títulos tienen un propósito expositivo y diferenciador, no se me ofendan). El debate acerca de si el ser humano es monógamo por nautraleza sigue abierto, y la monogamia, a pesar de ser una práctica común y aceptada en gran parte del mundo, no es el único camino. Una vez ésto aclarado y esperando que nadie se sienta aludido, prosigo:

¿Qué es la infidelidad? Cada persona es un mundo y estaba seguro de que las opiniones serían muy distintas.

Hice un sondeo entre algunos amigos y amigas y se establece una respuesta "estándar", alrededor de la mitad de las personas consideran que su pareja les está siendo infiel a partir del primer contacto físico (agarrada de mano o beso) con una intención mórbida, ésto es, con una clara intención de llegar a más, aunque no lleguen a más.

La otra mitad se reparte en dos extremos pondré algunos ejemplos.

  • Infidelidad ignorada
Ella: Me es infiel si se la pasa la mayor parte de la noche platicando o bailando con una sola persona.
Yo: ¿Aunque no la toque, ni la bese? ¿Aunque no haya intención de más de parte de tu pareja?
Ella: No me importa, si se queda ahí tanto tiempo, seguro le interesa a ella, aunque él no lo sepa, y eso ya es infidelidad.
  • Infidelidad Paranoica
Ella: Platicar con alguna de sus exnovias.
Yo: ¿Platicar? ¿Crees que te está poniendo el cuerno por platicar con una ex-novia?
Ella: Pues tanto así no, pero es el primer paso para ponérmelos y me da motivos suficientes para hacerle un megapancho.
Yo: ok :S

  • Infidelidad SMS

Ella: Si empieza con ésas ondas de los mensajitos al celular, ¡uuuuy no se la perdono!

  • Infidelidad sin importancia
Ella: Si él se va por ahí a acostarse con otra mujer, en realidad no me importaría, que vaya y se entretenga, al final sé que me ama a mi y al final regresará a mi casa a dormir conmigo.
Yo: ...
  • Infidelidad con importancia.

Él: A veces fantaseo con el hecho de que ella me ponga el cuerno con alguien y venga a contármelo.

Yo: Te entiendo, ¿Me das su número? (mentira)

  • Infidelidad selectiva

Él: A mi no me importaría si se va a acostar con otra mujer, pero en caso de ser un hombre, definitivamente me molestaría.

  • Infidelidad braile

Él: Ella puede tocar todo lo que quiera, si quiere. Pero no puede dejar que la toquen, (me la rayan).

También consulté acerca de si considerarían infidelidad el cibersexo. Aquí las respuestas se dividieron en dos:

  • Definitivamente
  • Sólo si es algo constante o hay romances de por medio

Se hace patente de nuevo la importancia que implica el contacto físico. Y aquí es donde me hice la pregunta ¿Y los swingers?

Los swingers mantienen relaciones abiertas al intercambio e interacción sexual con una o más personas. A veces llevan a cabo intercambios con la pareja presente, integran a una persona más o tienen el "permiso" de su pareja para ir a tener aventuras sexuales por su cuenta. Al investigar un poco al respecto, la condicionante se vuelve única: No puedes involucrar sentimientos, tienes una pareja y es a quien amas, el resto son compañeros sexuales, nada más.

Me di cuenta de que la infidelidad (como muchas otras cosas en éste mundo) no tiene una delimitación común. ¿A partir de cuándo comienza una infidelidad? ¿Que considera mi pareja como infidelidad? ¿Mi pareja sabe lo que yo considero infidelidad?

Nos vemos en la tercera entrega.

miércoles, 5 de enero de 2011

ENTRESUELO

Un ropero, un espejo, una silla,
ninguna estrella, mi cuarto, una ventana,
la noche como siempre, y yo sin hambre,
con un chicle y un sueño, una esperanza.
Hay muchos hombres fuera, en todas partes,
y más allá la niebla, la mañana.
Hay árboles helados, tierra seca,
peces fijos idénticos al agua,
nidos durmiendo bajo tibias palomas.
Aquí, no hay una mujer. Me falta.
mi corazón desde hace días quiere hincarse
bajo alguna caricia, una palabra.
Es áspera la noche. Contra muros, la sombra
lenta como los muertos, se arrastra.
Esa mujer y yo estuvimos pegados con agua.
Su piel sobre mis huesos
y mis ojos dentro de su mirada.
Nos hemos muerto muchas veces
al pie del alba.
Recuerdo que recuerdo su nombre,
sus labios, su transparente falda.
Tiene los pechos dulces, y de un lugar a otro de su cuerpo hay una gran distancia:
de pezón a pezón cien labios y una hora,
de pupila a pupila un corazón, dos lágrimas.
Yo la quiero hasta el fondo de todos los abismos,
hasta el último vuelo de la última ala,
cuando la carne toda no sea carne, ni el alma
sea alma.
Es preciso querer. Yo ya lo sé. La quiero.
¡Es tan dura, tan tibia, tan clara!
Esta noche me falta.
Sube un violín desde la calle hasta mi cama.
Ayer miré dos niños que ante un escaparate
de maniquíes desnudos se peinaban.
El silbato del tren me preocupó tres años,
hoy sé que es una máquina.
Ningún adiós mejor que el de todos los días
a cada cosa, en cada instante, alta
la sangre iluminada.

Desamparada sangre, noche blanda,
tabaco del insomnio, triste cama.

Yo me voy a otra parte.
Y me llevo mi mano, que tanto escribe y habla.


Jaime Sabines