viernes, 22 de noviembre de 2013

DÉJAME VOLVER CONTIGO

Hoy en la mañana, se subió una chica, de unos 25 años al metro con un bebé en brazos. No había nada en ella que te llamara la atención: de unos 1.55 cm. tenis, mezclilla, una blusa a rayas, el descuidado pelo apenas agarrado en una cola de caballo, una pañalera gastada color azul y su bultito envuelto en un chal gris.

No dio ninguna introducción, de pronto de ésa pequeña y gris chica, explotó una voz potente, clara y llena de sentimiento:

"Déjame volver, volver, contigo..."

Nunca he sido fan de las rolas de tipo Dulce, Lupita Dalesio o Yuri de los 80's, pero esa voz me desgarró por dentro, puse atención a cada una de sus palabras pasando por alto sus extrañas pausas causadas por no saber respirar. ¡Qué mas da! Un diamante en bruto, un paisaje agreste, un animal exótico, fuerte e indomable.

De pronto, entre canción y canción, una manita se asoma de entre su chal, un gorrito rosado, y luego una bebita hermosa, con su ropita cuidada y una mirada viva. La voz de ella se transformó para volverse suave y melodiosa al tiempo que le hablaba a la niña: "¿qué tienes amor? ¿Qué sucede? Si, te amo".

Calmó a la niña, la envolvió otra vez y como si de otra persona se tratara, regresó la titánica voz:

"Cuando supe toda la verdad, señora..."

No puedo sacarme su voz, de la cabeza.


jueves, 14 de noviembre de 2013

MI PADRE

He estado ausente durante mucho tiempo del blog, han pasado muchas cosas y de pronto pocas parecen importantes, porque hay un pensamiento que inunda mi cabeza: Mi padre.

Nació el 23 de Marzo de 1948, primogénito del matrimonio de un QFB (Es casi todo lo que sé de él) y una india Nahua que mi abuelo se robó para casarse con ella.

Nació en casa, a la vieja usanza, en una casa de un típico estilo colonial en La Estrella Gustavo A. Madero; le amarraron las manos con cintas rojas de niño y no habló hasta que a los tres años, mi abuelo capturó un gorrión y lo hizo cantar en su boca. A partir de ahí no hubo fuerza que lo pudiera hacer callar.

Mi abuela tuvo múltiples embarazos, y mi abuelo, por lo que parece, crisis de alcoholismo y una estabilidad laboral que pocos quieren. Así que mi padre fungió como padre (y a veces madre) de varios de sus hermanos. Hizo talachas con mi abuelo, aprendió a cocinar por necesidad. "Había que darle de comer a todos, y no había para escoger, así que abría el refri e improvisaba con lo que encontraba", me explicó un día que, sorprendido de su creatividad y sazón, le pregunté quién le había enseñado a cocinar.

Se casó a los 16 años. Yo supongo que en una búsqueda por huir de las responsabilidades que injustamente le habían asignado, y en todo caso... buscar las propias, tuvo dos hijos, mis medios hermanos que tras la separación de sus padres vagaron de casa en casa siendo los hijos de nadie. Trogloditas, bruscos, maltratados y sencillos, se les hizo ver su suerte en cada nuevo hogar.

Mi padre fue reconocido como "todo un caballero" por cuanta mujer tuviera cerca. Era del tipo clásico, siempre peinado, siempre de traje y corbata, aún portando pañuelo de tela en todo momento, siempre perfumado y con un uso esmerado y disciplinado del lenguaje que rayaba en lo excesivo cuando de ocasiones triviales se trataba.

Fue actor, artista plástico,  orador, velador, obrero, supervisor de fábrica, entrenador deportivo, un oficinista incansable, un lector insaciable y un gourmet a quien le faltó tiempo para probar de todo.

Conoció a mi madre trabajando. Ella se enamoró de su rectitud, su disciplina y su excelencia, y de ésos pequeños detalles como las gardenias que mi papá le compraba a la viejita que vendía flores sobre la Alameda Central, y que conocí tiempo después.

Después de 10 años de noviazgo, mi papá se decidió a casarse con mamá. La ceremonia por sus detalles y por lo sucedido en la fiesta, aún son recordados con risas y sorpresas.

Yo lo idolatré de pequeño, dormía sobre su pecho, lo esperaba por las noches para que me leyera mis cuentos. Le temí en mi infancia, su mirada estricta y sus expectativas para con mis resultados en la escuela siempre fueron una espada en mi espalda; de adolescente lo aborrecí, en la universidad lo olvidé y después, ya como un hombre adulto, tras su divorcio con mi madre, me encontré con un hombre con quien hablar de aquello que no compartía con nadie más que con él. Una visión práctica de la vida, la comida y las mujeres.

Nos enseñamos mutuamente, y nos llegamos a identificar a tal punto, que muchas veces sobraban las palabras para saber lo que quería decir el otro. Comíamos bebíamos y hablábamos a medias, a veces a muy enteras, contando chistes y comentando las últimas noticias.

Siempre besé a mi padre, para saludarlo y para despedirme.

La última vez que lo besé fue el pasado 1 de septiembre, me despedí por última vez de él, le di un beso en la mejilla, y lo dejé partir, con sus pulmones ahogados en el agua que retenía y su estómago lleno de las viandas que le procuraron durante las últimas semanas.

Con frecuencia lo extraño, y algunas veces, aún me duele mucho. Como cuando por primera vez vi su foto en mi amado altar de Día de Muertos, me duele cuando veo lo que le pasó a la Secretaría por la cual luchó y cuando alguien, aún no enterado, me pregunta con afecto por él.

Mi padre seguramente tendría más talento para escribir éstas líneas del que yo tengo hoy, pero hay días, los días en que más falta me hace, en que más lo extraño; que me miro al espejo, mis ojos, mi sonrisa, mis nacientes arrugas, mis labios apretados y mis ojeras permanentes y me percato de que mi padre, se aseguró de seguir viviendo aún con su cuerpo bajo tierra. Mi padre, vive en mi.

jueves, 25 de julio de 2013

PENSANDO EN NADA

Han sido semanas complejas. En el trabajo, la jefa francesa hace gala de hablar español, aunque no sé si de entenderlo cuando le decimos que el reporte que pidió no puede estar terminado en tres horas, cuando originalmente no lleva una semana; además, ya rodó la primera cabeza del tan temido recorte de personal, aún no sabemos cuántas vengan, pero vendrán. Reportes, visitas, capacitaciones, correcciones, ajustes y convenios son exigidos y esperados con la misma actitud impasible, esperando que los de abajo, simples mortales, encontremos la forma de complacer el hambre de los autonombrados (después de que rodó la primera cabeza) Dioses.

Con mi novia hemos comenzado un nuevo ciclo, ahora la casa la habitan dos, en un intento de llamarlo "hogar". Mi flaquita ha demostrado una paciencia y una entereza de la que no la creí capaz.

Y mi padre, mi viejo. Está atravesando el que puede ser su último viaje, se encuentra hospitalizado. El diagnóstico: Grave. Falla renal, agua en los pulmones, problema cardiaco, niveles de potasio y no sé cuántas cosas más por los cielos. Yo ya di la orden, sin tubos y sin resucitación. -Es lo que él quería, contesto cada vez que alguien me escucha diciendo que deseo que se vaya pronto. -Él quería una muerte rápida y fulminante, yo no se la puedo dar, pero tampoco se la voy a quitar.

Mi proyecto empresarial tendrá que esperarme, las vacaciones cancelarse, aunque ahora tengo una deuda y un boleto de avión cancelado.


UN NATURAL EN LA CIUDAD

-Esto es peor que una selva, está lleno de muerte, miseria y horror, es frío apestoso y lleno de ruido, humo y suciedad, ¿qué es?

-Se llama ciudad, sobrevivimos cerrando los ojos, tapando las narices, volteando la cara y caminando de largo. A veces, damos unos cuantos pesos, les damos lo que quedó de nuestra comida o la ropa que ya no nos ponemos.

- Eso es indignante.

-Nosotros le llamamos "humanidad".


martes, 7 de mayo de 2013

CITA


"La gran pregunta que nunca ha sido contestada y a la cual todavía no he podido responder, a pesar de mis treinta años de investigación del alma femenina es:¿qué quiere una mujer"


Médico neurólogo austriaco, padre del 
psicoanálisis y una de las mayores 
figuras intelectualesdel siglo XX 

MI QUERIDO VIEJO

Fue en marzo, con el propósito de festejar mi cumpleaños me reuní con mis papás para comer en un restaurante en la Colonia Roma.

Extraña estampa ver de nuevo a mis papás tomados del brazo siguiéndonos a mi novia y a mi, después de varios años de estar separados. Pero éso no fue lo que me extrañó, mi papá caminaba levantando los pies de forma extraña, caminaba lento, como dicta la canción.

Cuando se le cayó el puente de sus dientes, ésos que le pusieron cuando jugando fútbol americano se reventó los propios, fue algo impactante, y un poco chocante su resistencia a comprarse un nuevo puente. Sin embargo, pasó.

Su caminadito lento me extrañó, pero mi lucha por tratar de que mi madre no lo insultara, sentida cada vez que él hacia un comentario, me mantuvo ocupado.

Una semana después, fue a dejarme algo a la casa. Tenía que sujetarse con los brazos del techo y la puerta de su carro para mantenerse en pie, hablaba trastabillándose, y comenzó a sangrar de la nariz sin siquiera darse cuenta. Nos dijo que saliendo de ahí iba a Pachuca, acompañado de un colega, donde un doctor especialista en diabéticos lo atendería.

El diagnóstico me llegó vía SMS: Riñones al 5%, hipertensión y anemia.

- Mi viejo se está muriendo.  -Le dije a mi flaca en cuanto terminé de leer el mensaje.

Hace ya dos meses de todo ésto y apenas soy capaz de escribirlo. Aquellos que me hayan leído antes, sabrán que mi concepción de la muerte es bastante natura y la asumo con relativa sencillez, es ver a mi viejo débil, cansado y sangrante lo que me afecta más.

La última consulta con el médico nos dio noticias alentadoras, sus trigliceridos están en buen nivel, así como su azúcar, aunque su riñón aún sigue fallando, ésto le provoca retención de líquidos, hipertensión e hinchazón en las piernas (conocidas como pies de diabéticos) que le bloquea la circulación e insensibiliza los pies, aún así, mi papá, guerrero y ajeno a sus dolencias como siempre, ya camina sin andadera y comienza a aventarse sus solitos sin bastón.

De regreso del hospital, durante el trayecto de Pachuca a la Cd. de México, le hice una pregunta compleja y delicada:

- Pa, cuando nos cuelgues los tenis, ¿quién quieres que se haga cargo de tu cuerpo, el papeleo y lo demás?

- Tú ´mijo. Quiero que seas tú.

Es un honor saber que me considera a mi antes que a alguno de sus otros hijos o sus hermanas, quienes ya tienen callo en ésto. Y a la vez, un compromiso que me pone en tensión, como a un corredor previo a la carrera. Su tiempo está contado y con los riñones débiles, es cuestión de tiempo. Mi viejo, me querido viejo, está muriendo.

miércoles, 20 de marzo de 2013

YOUR SECRET

Me encontré este video, que con una sencillez asombrosa, me terminó conmoviendo de una manera completamente inesperada.

Las ideas simples, cuando son buenas, pueden dar los resultados a un costo risible.




Si quieren ver otros videos, visiten la página de Jean-Sebastien Monzani, autor de esta obra.

LE LLAMAN DUBSTEP Y SE VE GENIAL




CITA


"No inventes, no engañes, no robes ni bebas; pero si inventas, inventa un mundo mejor; si vas a engañar, engaña a la muerte; si robas, roba un corazón; y si bebes, bebe los mejores momentos de la vida".


Hitch
Especialista en seducción.
(Tenant, Andy 2005)

miércoles, 13 de marzo de 2013

BEAUTY IS EVERYWHERE

No es lo que tienes, sino lo que haces con lo que tienes.

Les presento a Maya Nakanishi, atleta paralimpica de japón.





MI REGALO DE 30 AÑOS.

En un ataque de ñoñez, que aún hace estragos en mi, tuve la inspiración de, ahora que recién acabo de cumplir, darme 30 regalos, regalos que puedo compartir con la gente.

Soy un creyente de que el altruismo es una falacia, pues siempre esperamos recibir algo a cambio de nuestras acciones u obsequios, así sea un "gracias" un abrazo o una sonrisa, o la mera satisfacción de haber hecho algo "bueno".

Siguiendo la misma lógica, darme u otorgarme de 30 maneras distintas, durante todo éste año, será bueno no sólo para otras personas, sino también para mi, en el entendido de que a veces recibes más de lo que das.

He aquí que me he topado con el primer problema: como no suelo hacer cosas de estas muy seguido, estoy un poco corto de ideas. Así que voy a agradecer sus sugerencias, públicas o privadas para otras actividades y me comprometo a ir actualizando ésta entrada, conforme vaya llevándolas a cabo.


MIS 30 REGALOS, A MIS 30 AÑOS.


  1. Llevar café y/o pan dulce a las personas que esperan por la noche afuera de urgencias esperando noticias de algún familiar.
  2. Regalar abrazos
  3. Comprar un bonche de globos o pelotitas de plástico y llevarlas a algún orfanato.
  4. Leer un libro en alguna escuela para ciegos.
  5. Regalar un "Curso de vinos" cada que encuentre a alguien con suficiente pasión e insuficiente dinero.
  6. Llevar flores a las enfermeras de algún hospital con una tarjeta por lo que hacen todos los días
  7. Llevar una botella de agua a los oficiales de tránsito de crucero que pueda encontrar, agradeciéndoles por su labor.
  8. Poner un puesto de "Consejos Gratis" durante toda una tarde, en un lugar público.
  9. Como ejercicio diario, ayudar a las personas con discapacidad a llegar a su destino (cruzar la calle, subir escaleras, ubicarse), no importando si me desvío o me retraso. Hasta ahora: 2
  10. Donar sangre. (sin destinatario)
  11. Ir al área de pediatria y regalar libros para colorear y crayolas
  12. Hacer comida y obsequiarla a personas sin hogar.
  13. Hacer tarjetas motivacionales y repartirlas entre la gente al azar.
  14. Hacer cartas de agradecimiento a los maestros de mis escuelas (aunque ya no sean los mismos) como un eco del pasado que viví ahí.
  15. Repartir cartas de agradecimiento a aquellas personas que han sido un gran apoyo para mi.
  16. Regalar flores al azar en la calle
  17. Pedir a mis contactos que me regalen un peluche que hayan tenido con una carta destinada a su nuevo dueño. Un orfanato, el hospital de niños quemados o alguna institución similar.
Insisto, si alguien tiene alguna buena sugerencia, les agradecería que me las compartieran, mi plan es hacer 30 cositas de estas éste año.

A ver qué sucede.

lunes, 11 de marzo de 2013

LA DESAPARICIÓN DEL KARMA

Hace algunos ayeres (más de los que me gusta reconocer), dentro de mis propias creencias de la vida, estaba implícita la existencia del Karma, incluso escribí una entrada con el nombre "La ley del boomerang", convencido de que en la vida existía alguna especie de "equilibrio" natural que compensaba las buenas y las malas acciones con la conciencia de que el hombre es incapaz de llevar a cabo tal balance.

Hace alrededor de dos años, me reencontré con un viejo amigo al que llamaré "sombra" como lo apodábamos en la secundaria, él era mi amigo inseparable durante la escuela, pero como sucede, cuando cambiamos de institutos, nos perdimos la pista.

El encuentro con él fue sumamente grato, pues me topé con una persona que, si bien no tiene estudios universitarios, se califica a sí mismo un "filósofo de tiempo completo" y encuentro sumamente estimulante su forma tan libre y original de pensar y de exponer sus ideas, así como también hallo reparadora las coincidencias que aún conservamos y que difícilmente encuentro en alguien más.

En una de nuestras pláticas que sobrevinieron a nuestro encuentro, tocamos el tema del Karma. Lo que expuso ésa noche cambió de manera determinante parte de mi cosmovisión de la vida. Trataré de exponer sus argumentos de la manera más sencilla y concisa que pueda, porque toparnos con un nuevo paradigma, sobre todo si éste es complejo, nos confunde y opaca nuestro entendimiento mientras somos capaces de asimilarlo (como me pasó a mi).

El Karma y el Darma, la ley del boomerang, la justicia universal o como gusten llamarlo. Se basa en la suposición de que existe una conciencia, o fuerza omnipresente capaz de afectar nuestras vidas de forma directa en consecuencia de nuestras acciones. Como soy incapaz de reproducir toda la plática, trataré de exponerlo en puntos claros.

1.- Yo soy agnóstico y "sombra" panteista, por lo que la idea de un ser omniprescente y omniconsciente y todo poderoso que juzga a vivos y muertos está por anticipado, fuera de la jugada.
2.- La moral es una creación del hombre, quien, a través de las culturas y el tiempo establece diferentes valores para lo que es "bueno" y "malo". En la india es "malo" comer vacas o matar ratas, en algunas zonas de medio oriente es justo lapidar a una mujer por ser infiel, y en nuestro país se nos hace lo más normal representar a un Dios crucificado, lo cual escandalizaría a otras culturas.
3.- Hay personas "buenas" a las que les suceden todo tipo de desgracias, y personas "malas" a las que parece que todo les sale bien, desde aquí, la ley del karma queda invalidada para una sola vida y tendrías que depender de la idea de la reencarnación para asumir que si no eres "castigado" o "bendecido" en esta vida, lo serás en la siguiente.
4.- Si la moral es una creación del hombre, las concepciones de el "bien" y el "mal" varían en cada persona, cada cultura y cada época, lo que haría difícil que se estableciera una especie de "ley" pues una ley debería ser inmutable y aplicable a todos los casos.
5.- Somos arquitectos de nuestro destino y somos responsables del 99% de lo que nos pasa. Hay estudios psicológicos que sustentan el hecho de que inconscientemente generamos situaciones ad hoc con nuestro estilo, de vida, traumas y culpas.
6.- Si generamos nuestro destino, y lo que generamos está basado en nuestros propios sentimientos de satisfacción, culpa, orgullo, mecánicas transaccionales, sistemas de relaciones sociales y otros tantos etcéteras, somos capaces entonces, cuando nos sentimos culpables de "generar" algún tipo de "castigo" (yo lo he hecho durante años, procurándome un destino mediocre, sin darme cuenta).
7.- El punto anterior sugiere que si nos libramos de complejos y culpas, podríamos no generar "castigo" alguno. Y no hablo de temas metafísicos. Quiero dejar a ondas como "El Secreto" fuera. Pero ciertamente somos responsables de la mayoría de lo que nos pasa.
8.- El Karma, por lo tanto, no existe, ya que soy yo quien lo genera, si soy capaz de saberme y aceptarme, me venzo a mi y a lo que dijeron que tenía que ser, venzo al Karma, y simplemente: Soy.

Ahí se vislumbra, el camino del Tao.

martes, 26 de febrero de 2013

TOMA ASIENTO, Y HAZ UN AMIGO.

Visitando el blog de un ex-compañero de la universidad, Rich V2.0. Me topé con éste magnífico video que casi me quiebra la garganta de ver lo maravilloso que puede ser el encuentro entre dos seres humanos cuando dejamos los prejuicios a un lado y nos dejamos llevar.

Ojalá algún día tenga la oportunidad de replicar el experimento.

lunes, 18 de febrero de 2013

ESPECIALISTA EN MÁQUINAS

Navegando por ahí me topé con tipo excepcional, Rube Goldberg, un especialista en máquinas de ésas que funcionan en serie logrando que "cosas" pasen.

Una enorme combinación de talento, paciencia, vocación, esfuerzo y trabajo... mucho trabajo, hace de las creaciones de Rube, algo inverosímil

Para muestra, un botón.



Si quieren ver más videos en HD, visiten el blog de 2D House.


lunes, 28 de enero de 2013

jueves, 24 de enero de 2013

DE LA AVENTURA

"El hombre no puede descubrir nuevos océanos a menos que tenga el coraje de perder de vista la costa." 

Escritor francés (1869 - 1951)

lunes, 21 de enero de 2013